viernes , 13 de diciembre, 2019
Ventas

Las ventas minoristas cayeron 4,5% en febrero

Según la CAME, la baja se debe  la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y la menor capacidad de financiamiento. En lo que va del año, el sector acumula una caída de 3,4%.

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas bajaron 4,5 por ciento en febrero frente a igual mes de 2015, afectadas “por la pérdida de poder adquisitivo de las familias y la menor capacidad de financiamiento”, informó ayer la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Con el resultado de febrero, las ventas minoristas medidas en cantidades iniciaron el primer bimestre del año con una caída de 3,4 por ciento frente al mismo período del año pasado.

El organismo explicó que todos los rubros relevados descendieron en febrero en la comparación anual, dándose las bajas más fuertes en ‘Artículos deportivos’ (-6,6%), ‘Electrodomésticos’ (-6,1%) y ‘Perfumería’ (-5,9%).

Un rubro en franco deterioro en febrero fue ‘Electrodomésticos y artículos electrónicos’, donde las ventas cayeron 6,1 por ciento. En este caso, las únicas ventas fueron en ofertas de televisores, aires acondicionados, computadoras, celulares, heladeras, y mucho más para activar las ventas.

En ‘Indumentaria’, donde las cantidades vendidas cayeron 5,3 por ciento frente a febrero de 2015 prácticamente toda la demanda se direccionó a las ofertas.

Un rubro que canalizó muchas ventas en febrero fue ‘Jugueterías y artículos de librería’, donde las ventas en cantidades bajaron 2,9 por ciento frente al mismo mes del año pasado.

Otro sector que tuvo un febrero para el olvido fue ‘Artículos de Deportes’, donde las cantidades vendidas bajaron 6,6 por ciento frente a igual mes de 2015. La venta ilegal en la vía pública y en las saladitas captó mucha demanda, especialmente de marcas falsificadas, afectando seriamente al comercio.

También ‘Alimentos y bebidas’ sintió el efecto de un febrero sereno, y se retrajo 3,8 por ciento anual. Hubo mucho control de la canasta de consumo en el mes, y la gente se volcó especialmente a las segundas y terceras marcas. Los comercios tuvieron además menor disponibilidad de precios cuidados, y eso también se sintió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *