sábado , 20 de julio, 2019

La recaudación propia provincial se desplomó en el cierre de 2012

Los recursos locales subieron apenas 7,4%. No habrían ingresado los pagos de retenciones bancarias por Ingresos Brutos. La suba general del año pasado quedó en línea con la inflación.

La recaudación impositiva, una de las principales fortalezas de la matriz económica provincial, terminó 2012 bajo la alfombra de la inflación.

Ni siquiera diciembre, un mes en el que los ingresos suelen crecer por razones estacionales, logró escapar a la marcada desaceleración.

Todo lo contrario: el último período de 2012 cerró con un alza de apenas 7,4 por ciento, aunque la explicación de semejante desplome volvería a estar en la liquidación atrasada de la retención de Ingresos Brutos de grandes contribuyentes a través de los bancos.

De hecho, la recaudación por este tributo reflejó en diciembre un aumento absurdo: 4,9 por ciento.

De todos modos, el impuesto más importante de Córdoba cerró 2012 con un alza consolidada de 21,9 por ciento, un nivel preocupante si se tiene en cuenta que la pelea con la Nación obliga a la Provincia a vivir con lo propio.

Por cierto, en los números oficiales de la recaudación no están los aportes que el sector agropecuario realiza a través de fondos específicos. Y tampoco contempla los ingresos que la tasa vial obtuvo en casi cuatro meses.

En tanto, las transferencias por coparticipación federal subieron en diciembre 36,4 por ciento. Esos envíos fueron clave para que los ingresos tributarios globales crecieran 25,3 por ciento.

El cierre. Ayer, mediante su portal de noticias (http://prensa.cba.gov.ar), el Gobierno informó que la recaudación tributaria de 2012 terminó con un aumento de 25,9 por ciento.

En otras palabras, al crecimiento de los ingresos impositivos se lo comió la inflación real, que según el índice Congreso (mediciones privadas), terminó en 25,6 por ciento.

Los recursos corrientes totales llegaron a 23.325,8 millones de pesos, levemente por encima de la proyección que el propio Ejecutivo realizó a mediados de noviembre.

El saldo anual dejó recursos adicionales por más de 4.800 millones de pesos. Por su parte, la colecta por impuestos propios aumentó 23,9 por ciento y terminó en 8.711,1 millones de pesos.

Aunque Ingresos Brutos realiza el mayor aporte nominal (explica ocho de cada 10 pesos recaudados), el tributo que más creció fue el Inmobiliario (43 por ciento), a raíz del ajuste que experimentó, en especial en áreas urbanas.

Desde la vereda oficial, el vaso se mira medio lleno. “A lo largo de 2012 los desafíos en materia de administración tributaria han sido enfrentados con éxito por la Provincia”, indicó el comunicado.

Agrega que eso se logró con “un continuo esfuerzo en materia de acciones concernientes a la mejora de la gestión tributaria y a la lucha contra la evasión”.

En esta línea se inscriben los planes de regularización de deuda, que ayudaron a mantener el ritmo de los ingresos en línea con la inflación.

Pero la comparación con 2011 invierte la lectura. Ese año, los ingresos totales subieron 33,9 por ciento y los propios aumentaron 35 por ciento. En este último caso, la desaceleración en 2012 fue de 11 puntos.

60 por ciento incidencia salarial

Relación. Si se considera la proyección oficial, que consignó un gasto de 13.906 millones de pesos en personal, la incidencia salarial en los ingresos corrientes rondó 60 por ciento en 2012.Fuente La Voz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *