miércoles , 16 de octubre, 2019

La Provincia no emitirá en 2013

La deuda pública de la Provincia podría cerrar 2013 en torno a 12 mil millones de pesos, unos $700 millones por debajo de 2012, y de esta manera registrar la primera baja nominal del stock al menos en los últimos 15 años. La situación se concretará si, tal como aseguró ayer el ministro de Finanzas, Ángel Elettore, la Provincia cancela las dos series del título Boncor 2013 por un total de 200 millones de dólares al tipo de cambio oficial y, paralelamente, no emite deuda este año.

El escenario fue planteado por Elettore luego de explicar la evolución de los ingresos corrientes del primer semestre y detallar información sobre la deuda provincial, cifras que en rigor ya habían sido difundidas por la Provincia con corte al primer trimestre de 2013.

No obstante, el anticipo del ministro tuvo que ver con la decisión política de cancelar las obligaciones del Boncor 2013 sin emitir nueva deuda, situación que generaría en la práctica una reducción nominal del pasivo.

Un repaso por los números informados por el Ministerio de Economía de la Nación respecto a Córdoba permite observar que en los últimos 15 años nunca hubo una baja nominal del pasivo. De hecho, hubo reducciones específicas entre trimestres pero, al cierre de cada ejercicio, el rojo fue siempre nominalmente mayor que el del ejercicio anterior.

La reducción de la deuda se producirá aun manteniéndose el movimiento del tipo de cambio oficial que -de hecho – revaluará parte del pasivo nominado en dólares aunque nunca lo suficiente para neutralizar el efecto de la cancelación del Boncor 2013.

El año pasado, la deuda provincial cerró en 12.721 millones de pesos. En tanto, al 31 de marzo pasado, el stock alcanzó 13.005 millones de pesos.

Más allá de esa lectura, Elettore graficó la reducción progresiva de la deuda respecto al Producto Bruto Geográfico y con relación a los ingresos.

La decisión de la Provincia de no salir a emitir nuevo pasivo se concretaría aun con la chance de colocar deuda por mas de 1.300 millones de pesos para este año en función de la autorización legislativa por medio de la Ley de Presupuesto.

En ese marco, Elettore dijo que con el flujo de fondos (ver aparte) y el control del gasto registrado hasta ahora, la Provincia podría afrontar los gastos corrientes y de capital previstos y pagar los compromisos de deuda sin necesidad de fondearse en el mercado.

El funcionario trazó un detallado panorama del pasivo provincial y justificó la decisión de no emitir al señalar que con los recursos propios se podrán afrontar los compromisos.

Asimismo, admitió que la tasa de interés que terminarán pagando por el Boncor 2013 Serie I estará levemente por encima de 25 por ciento entre el interés pagado por el título y la corrección del tipo de cambio.

“Está por debajo del crecimiento de la recaudación”, se atajó. Con todo, luego admitió los riesgos de emitir deuda linkeada al dólar. “Hay provincias que han ingresado en un espiral de emisiones atadas al dólar para financiar gasto corriente o bien cubrir el déficit. Esa dinámica puede ser riesgosa”, consideró el ministro.

En esa línea, relativizó la alta exposición del pasivo provincial nominado en dólares y los fortísimos vencimientos de 2017 cuando opere en pago de capital de los Boncor en dólares y de la primera serie al tipo de cambio oficial.

“Hay que ir monitoreando el panorama. Si se observa que ya no es conveniente seguir calzado en una moneda, se analizará refinanciar con emisiones de otras características. Lo mismo para 2017”, reveló.

De todas formas, Elettore admitió que -para lograr refinanciar con otros títulos a plazo- se necesitaría el aval de la Nación, situación que hoy no ocurre, al menos con Córdoba.

Por lo demás, el funcionario dijo que, a la fecha, se canceló 48,5 por ciento del Boncor I por 150 millones de dólares emitido en 2009 y que paga al tipo de cambio oficial.

También se cancelaron ya cinco servicios de deuda de los Boncor 2017 por US$400 millones y 196 millones de dólares, respectivamente, emitidos en el mercado externo y pagaderos en dólares. “El Banco Central nos habilita sin problemas la compra de dólares para esos fines”, aclaró el ministro.

Restan por pagar 596 millones de dólares. En cuanto a los Boncor 2013, uno ya se canceló (se paga a los inversores el 12 de julio próximo) y los 94,5 millones de dólares restantes se pagarán en noviembre. Finalmente, recordó que ya se terminó de pagar un anticipo financiero del Credit Suisse de 150 millones de dólares del año 2000 y también un préstamo en euros cuyo último pago por dos millones de esa moneda se canceló este año.

Respecto a los Boncor 2013, en el caso de la serie I indicó que ya se depositaron los fondos en el Fideicomiso que administra el Deutsche Bank por un 110 por ciento del valor total a pagar y que una vez cancelado se restituirán fondos en principio por 60 millones de pesos.

 

(Fuente: Comercio y Justicia)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *