sábado , 24 de agosto, 2019

La producción de crudo en Vaca Muerta trepará a 30.000 barriles diarios hacia el cierre del año

El área de hidrocarburos no convencionales de la cuenca neuquina proyecta un crecimiento a partir del uso de equipos de última generación que permiten bajar los tiempos de transporte entre pozos y reducir costos de producción.

La joya de la industria petrolera de la Argentina cerró abril con una producción diaria de 20.000 barriles de petróleo, con un nivel de inversión de 3.000 millones de dólares anual para el desarrollo de la explotación que tiene como principal objetivo el logro del autoabastecimiento energético del país.

El Gerente de No Convencionales de YPF en Vaca Muerta, Pablo Iuliano, explicó que “YPF es la única empresa en el país que está utilizando la nueva tecnología Walking System”.

Durante una visita realizada al área Loma Campana, el especialista detalló a Télam que “es una tecnología que permite agilizar el movimiento del equipo de perforación y reducir significativamente el tiempo de transporte entre pozos en una misma locación, generando una ahorro del orden del 50% del tiempo total de transporte”.

“Consiste -dijo- en un sistema de pistones hidráulicos que levantan el equipo completo –excepto el circuito de lodo y auxiliares- y lo mueve a una velocidad aproximada de un metro por hora”.

Señaló que “el tiempo de transporte representa un porcentaje significativo del tiempo total de construcción de pozo, la incorporación de esta tecnología apunta a optimizar la utilización de los equipos. Ese es el motivo por el que YPF ha introducido esta tecnología, única empresa en el país que gestiona estos sistemas”.

Agregó que “estos equipos además de moverse más rápido entre pozos, permiten hacer entre otras operaciones, pruebas a presión de componentes pre ensamblados, minimizar movimientos de fluidos desde y hacia el equipo. Son una batería de posibilidades que para ser implementadas de la manera más adecuada demandaron un proceso de aprendizaje”.

Precisó que “el objetivo de la introducción de estos equipos es bajar un 10% los tiempos y algo menos el costo respecto a los valores actuales”.

También dijo que “los equipos de esta tecnología permiten agilizar muchas de las maniobras propias de la perforación, tales como armado y desarmado de sondeo, armado de conexiones, que además suma a la mayor seguridad en estas operaciones”.

Iuliano destacó que “es sabido que el lugar más peligroso de trabajo en los equipos es la boca de pozo. Al evitar el armado y desarmado de sondeo en cada pozo, se reducen en forma importante los riesgos”.

Consideró que la incorporación de equipos de última generación permitirá avanzar en los objetivos propuestos para desarrollar pozos de hidrocarburos no convencionales.

YPF lleva perforados hasta el momento 168 pozos en Vaca Muerta, a una profundidad promedio de 3.000 metros en su mayoría de tipo vertical pero también logró resultados “muy buenos” en uno “horizontal” de un plan de 14 previstos para este año.

 

(Fuente: Télam)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *