lunes , 23 de septiembre, 2019

Kicillof llegó a Nueva York para reunirse con Pollack

El ministro de Economía, Axel Kicillof, viajó desde Caracas a Nueva York para ponerse al frente de la delegación argentina que mantiene una reunión con el mediador Daniel Pollack, designado por el juez Thomas Griesa en el litigio con los fondos buitre, a horas del vencimiento del plazo para que se efectivice el depósito que hizo el país para el pago a bonistas reestructurados.

El cuarto intermedio inicial decretado ayer en la reunión que mantenía la delegación argentina con Pollack y la confirmación de que ésta iba a continuar en las próximas horas -sumado a la versión del viaje de Kicillof a Nueva York, finalmente concretado- generó expectativas positivas en la Bolsa porteña donde el índice Merval concluyó la rueda con una fuerte avance de 6,53 por ciento.

Kicillof arribó al edificio ubicado en el 245 de Park Avenue minutos después de las 19.30 (hora Argentina) y pasadas las 21.30 continúa reunido con el “special master” o mediador designado por el juez Griesa.

En las inmediaciones del edificio se encuentra una importante guardia periodística a la espera de novedades en torno a las conversaciones que el ministro y la delegación argentina mantiene con Pollack, sobre la cual no trascendieron detalles.

El titular del Palacio de Hacienda partió en las primeras horas de la tarde del martes desde el Aeropuerto de Caracas con destino a Nueva York. En la capital venezolana integró la delegación que acompaño a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la nueva Cumbre del Mercosur celebrada hoy, en la que el país asumió la presidencia “pro-témpore” del bloque.

Kicillof ingresó a la audiencia junto con la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona; el secretario de Finanzas, Pablo López, y el secretario de Legal y Administrativo del Ministerio de Economía, Federico Thea.

También participan de la reunión los abogados del estudio Cleary Gottlieb, que representan al país.

La importancia de la reunión radica en que  hoy vence el plazo para que se efectivice el pago del depósito que el gobierno realizó para los bonistas con títulos reestructurados, que se encuentran bloqueados por decisión del juez Griesa. 

Argentina depositó el 26 de junio casi mil millones de dólares para concretar el pago, de los cuales algo más de de 560 millones de dólares fueron en las cuentas del Banco de Nueva York (BONY).

Al hablar durante la Cumbre del Mercosur, la Presidenta puso en duda ante sus pares de la región la “imparcialidad” del juez Griesa y cuestionó la decisión del magistrado de habilitar el pago de bonos de manera diferenciada, sin atender a un “tratamiento igualitario” para todos los tenedores de títulos reestructurados.

Al hablar en la 46a. Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, Cristina planteó a sus pares de la región que en la disputa con los holdouts “se está intentando impedir que los legítimos dueños de los recursos (reciban) lo que la Argentina depositó y que va a seguir pagando”. 

En ese contexto, Cristina refirió artículos periodísticos de medios de Estados Unidos que presenciaron las audiencias que encabezó el juez Griesa, a partir de los cuales sentenció que en el caso “no solamente parece ser que no se entiende sino peor aún que no se es juez”.

“La idea de alguien imparcial entre dos partes que decide y es neutral para decidir de acuerdo a derecho, no es lo que está sucediendo”, afirmó la Presidenta.

Cristina cuestionó que el juez neoyorquino “autorizó a un banco norteamericano a pagar, al Citibank, no a Euroclear, al Eurobank, o al de New York. Luego lo desautorizó a pagar y ahora volvió a autorizarlo”, secuenció la jefa del Estado.

“Cómo se llama el proceso jurídico donde un juez autoriza a pagar a unos y a otros no”, se preguntó la mandataria argentina al entender que jurídicamente “a igual situación, igual derecho y tratamiento igualitario entre las partes cuando las situaciones son exactamente iguales, y esto no sucede”.

La Presidenta hizo referencia a la decisión que Griesa adoptó ayer para autorizar al Citibank a realizar el pago de los intereses de bonos en pesos y en dólares que Argentina entregó a Repsol en el acuerdo alcanzado por la expropiación de la petrolera YPF.

También durante la jornada, un grupo de tenedores de bonos reestrucuturados emitidos en euros pidieron al juez Griesa, que instale un “stay temporario” hasta el 1 de enero de 2015, o al menos por 90 días, para permitir a la Argentina una solución en el tema de los fondos buitre.

“Esta Corte puede facilitar una solución y evitar un default potencial, mediante la emisión de un stay temporario”, señaló el grupo de bonistas Euro Bondholders en el documento entregado hoy a Griesa, al que pudo acceder Télam.

Asimismo, aseguraron al magistrado que ordenar una medida cautelar, “no perjudicará a los demandantes, o a cualquier otra persona, porque mantendrá el satus quo, mientras que las partes tratan con la cláusula RUFO, incrementando las posibilidades de una resolución negociada en el futuro cercano”.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *