viernes , 6 de diciembre, 2019

Gobierno provincial repartió fondos perjudicando a la oposición

Del análisis de la Cuenta de Inversión 2012 que el Gobierno de Córdoba publicó el mes pasado en su página Web, se deduce que el reparto discrecional de recursos económicos a través de los programas ATP (Aportes del Tesoro Provincial) y PAM (Plan de Asistencia Municipal) premió de manera sustancial a los municipios y comunas gobernadas por intendentes afines a José Manuel de la Sota.

En cambio, los que pertenecen a otros signos políticos como la UCR, el Frente Cívico o el Frente para la Victoria fueron abiertamente discriminados por este reparto.

Siempre teniendo en cuenta los datos oficiales, puede afirmarse que el 62% de los 77.598.698 pesos distribuidos desde Jefatura de Gabinete por estos dos conceptos durante el año pasado, quedaron en poder de municipios y comunas que responden a la administración provincial. Son en total un poco más de 48 millones de pesos. Las intendencias opositoras debieron conformase con los casi 30 millones restantes.

Si este dinero repartido se divide entre los habitantes de cada población, se llega a la conclusión de que los vecinos que viven en municipios peronistas cobraron cuatro veces más recursos que los que residen en pueblos gobernados por otras fuerzas opositoras.

Las intendencias que más dinero recibieron de ATP y PAM durante el 2012 fueron en orden decreciente Deán Funes (2.252.000 pesos), Villa General Belgrano (2.205.000 pesos), Villa de María del Río Seco (2.145.500), Malvinas Argentinas (1.650.000 pesos), La Calera (1.550.000 pesos), Cosquín y Brínkmann (1.500.000 pesos cada una), La Carlota (1.396.500 pesos), Alta Gracia (1.200.000 pesos) y Morteros (1.050.000 pesos).

De estas diez localidades, sólo una no es administrada por un intendente delasotista. Malvinas Argentinas es gobernada por el radicalismo. Sin embargo debe aclararse que el dinero recibido por el intendente Daniel Arzani fue exclusivamente destinado para comprar las tierras donde se instaló la empresa Monsanto, apoyada abiertamente De la Sota.

Luego de estas poblaciones se ubican en la lista de las más beneficiadas por el reparto discrecional del gobierno de Córdoba, Río Ceballos (866 mil pesos), Ordóñez (836 mil pesos), Canals (812 mil pesos), Porteña (775 mil pesos), Mendiolaza y Villa Nueva (700 mil pesos), Matorrales (681500 pesos), Río Segundo (650 mil pesos) Villa de Soto y Villa Santa Rosa de Río Primero (645 mil pesos), Isla Verde (632 mil pesos), Hernando (607 mil pesos), Mina Clavero (600 mil pesos), La Cautiva (585 mil pesos), Guatimozín (580 mil pesos), Las Vertientes (572.760 pesos), La Paz (549 mil pesos), Miramar (534 mil pesos), James Craik (530 mil pesos), Salsipuedes (525 mil pesos), Sampacho (514 mil pesos), Huinca Renancó y Buchardo (505 mil pesos),

General Roca y Vicuña Mackenna (500 mil pesos), Jesús María (494 mil pesos), Los Surgentes (491 mil pesos), Villa Huidobro (487500 pesos), Ballesteros Sud (468.731 pesos), La Cumbre (460 mil pesos), Río Tercero (450 mil pesos), San José de la Dormida (445 mil pesos), Manfredi (442 971 pesos), La Cumbrecita y Quilino (440 mil pesos), Arroyo Cabral (433 mil pesos), San Agustín y San Francisco del Chañar (420 mil pesos), Luque (417.968 pesos), Valle Hermoso, Malagueño, Arroyito y Los Cerrillos (400 mil pesos),

De este segundo listado de 43 municipios, los únicos que no responden al gobierno de Córdoba Mendiolaza, Río Segundo, Villa de Soto, Salsipuedes, La Cautivo, Huinca Renancó, General Roca, Vicuña Mackenna, Jesús María, Río Tercero, Quilino, Guatimozín, James Craik, Arroyo Cabreal, Ballesteros Sud y Arroyito. Las restantes 27 localidades son gobernadas por intendentes peronistas.

De acuerdo a una investigación propia realizada por el legislador radical Rodrigo de Loredo a partir de los datos de la Cuenta de Inversión 2012 de la Provincia, los 77.598.698 pesos distribuidos en el 2012 por Jefatura de Gabinete en concepto de ATP y PAM tuvieron como destino en un 60% a administraciones ligadas al gobierno de Córdoba, mientras que el 40% restante fueron a intendentes de la UCR, el Frente Cívico o el Frente para la Victoria.

De Loredo determinó, además, que los vecinos que residen en localidades administradas por dirigentes delasotitas recibieron de la Provincia de manera virtual un promedio de 57,46 pesos per càpita. En cambio, los que viven en pueblos radicales apenas cobraron indirectamente por estos dos conceptos 10,78 pesos.

Pese a que la UCR gobierna 154 municipios y comunas que implican más del 55% de la población total de la Provincia, sus intendentes apenas recibieron el 30% de los fondos entregados por ATP y PAM durante el 2012, en una clara demostración del criterio político con que se manejan estos recursos. Fuente La Mañana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *