jueves , 17 de octubre, 2019

Ganancias: ¿Impuesto malo o con mala prensa?

En Argentina, el impuesto a las ganancias es el que más críticas recibe y el que más resistencia de la gente genera pero: ¿Qué es lo ambiguo de esta situación? Que el impuesto a las ganancias es el más progresivo que puede tener cualquier sistema tributario. Sin embargo, en Argentina el Gobierno nacional logró que este tributo se transformara en un impuesto regresivo.

Ganancias tiene la particularidad de gravar la renta NETA, entendiéndose por ganancia a todo aquel enriquecimiento, renta o rendimientos que una persona física o jurídica percibe de manera periódica. A los argentinos nos hace ruido hasta el nombre del tributo porque decimos que un sueldo bajo NO es ganancia, pero el impuesto no grava ganancias extraordinarias sino una renta que supera cierto piso establecido.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció el martes pasado que los trabajadores en relación de dependencia con sueldos inferiores a 15 mil pesos no tributaran, ¿Pero esta es realmente una medida para sanear la situación?

Analicemos las siguientes cuestiones: Ganancias permite que de la renta bruta anual se realicen deducciones como son el mínimo no imponible, las cargas de familia y todos los gastos inherentes al giro del negocio, es decir, que como lo dice el nombre sólo se paga sobre las ganancias anuales que tuvo, por ejemplo, un negocio familiar.

¿Dónde radica el problema principal? En que se sigue utilizando la tabla que estableció el ministro de Economía José Luis Machinea en el 1999 cuando teníamos un tipo de cambio de 1 peso a 1 dólar, es decir, para la Afip la inflación es igual a cero pero como ciudadanos tenemos claro que no son comparables en lo más mínimo los montos de esa tabla con los montos actuales. Según el artículo 90 de la ley, una persona que ganó más de 120 mil pesos anuales (lo que implican aproximadamente 10 mil pesos mensuales) debe pagar el 35 por ciento en concepto de impuesto, lo cual resulta ilógico ya que si tomamos un estudio jurídico de un hombre que es padre de familia con tres hijos al menos debe cobrar 15 mil pesos al mes para poder llevar sus hijos al colegio, pagar un alquiler y un auto. Entonces, el problema NO es el impuesto sino la MALA aplicación del mismo, resulta indispensable la actualización del artículo 90 para que Ganancias vuelva a ser un impuesto progresivo.

Sistema tributario argentino

Tomando a modo de ejemplo un kiosco, es decir, un comercio minorista que debe tributar al mes Ingresos Brutos, Comercio Industria e IVA; los dos primeros serían una especie de impuesto a las ganancias que se paga a nivel provincial y municipal ¿Cuál es el problema? Que gravan sobre ganancia bruta, es decir, que si yo vendí 10 mil pesos pero gaste por 9.500 pesos, eso a la provincia no le interesa y debo tributar sobre el total (discriminado IVA). Lo mismo es el caso de Comercio e Industria sólo que la tasa es mucho menor. Con respecto a IVA no es necesario realizar muchas aclaraciones ya que entendemos que toda la carga del mismo es soportada por los consumidores finales, es decir, que el sistema tributario argentino se encuentra deteriorado ya que está compuesto por impuestos que perjudican y aquellos como ganancias que deberían ser progresivos se encuentran desactualizados.

Como conclusión, se debe analizar todo el sistema argentino y no sólo realizar medidas para “parchar” el problema o agregar impuestos como los que anunció la Presidenta que son un impuesto del 15 por ciento a la compra y la venta de acciones que no cotizan en el mercado de capitales y del 10 por ciento a la distribución de dividendos. Para este último hago una aclaración, las empresas antes de pagar dividendos tributan sobre esas ganancias el 35 por ciento, es decir, que esos dividendos que ya tributaron antes de ser recibidos deberán volver a tributar antes de llegar al bolsillo de los accionistas siendo esto claramente inconstitucional por tratarse de una doble imposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *