domingo , 20 de octubre, 2019

Fuerte devaluación del peso en agosto

La promesa oficial de no devaluar va camino a quedar guardada en el arcón de los recuerdos amargos, a menos que se pretenda que un ajuste real del 15% en el tipo de cambio del peso frente al dólar estadounidense (o del 35% en su ritmo mensual de agosto anualizado) no sea asumido como tal.
Los datos muestran que el Gobierno, contra sus proclamas públicas más habituales y sus ácidas críticas a quienes lo reclamaban, viene acelerando el ajuste en el tipo de cambio oficial cada vez más.
Claro que también los hechos parecen sugerir que lo hace por necesidad antes que por convencimiento. Más aún cuando se observa el quiebre en la aceleración de la tasa de devaluación oficial del peso a partir de mayo, es decir, desde el mismo momento en que la anticipación ante un previsible cambio en el clima financiero internacional provocó un fuerte derrape del real en Brasil.
Después de todo, el Banco Central (BCRA) devaluó el peso frente al dólar a un tasa promedio de 1,33% mensual en el primer cuatrimestre del año (con “piso” de 1,22% en enero y “techo” de 1,50% en marzo), pero pasó a hacerlo a razón de 2% entre mayo y julio y a 3,03% en agosto, según pudo comprobarse tras el nuevo deslizamiento del tipo de cambio mayorista dispuesto ayer (a $ 5,6720) al cabo de la 14° jornada consecutivas con ajustes al alza.
La cuestión es que el vecino país no logra detener la caída del real (otro 0,71% ayer, al cerrar a 2,39) y acumula una baja de 19% en lo que va de 2013) pese a disponer cuatro subas en la tasa de referencia de esa economía desde abril y haber tratado de contener la corrida contra esa moneda ofreciendo un programa de intervención cambiaria que inyectará al menos US$ 60.000 millones de dólares en el mercado hasta fin de año.
El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, afirmó ayer que las personas que venden divisas en la calle “pueden ser detenidas por la policía”, pero aclaró que “el solo hecho de decir «cambio, cambio» no es delito”.
La policía lo puede detener, ahora que de ahí a que tenga la suficiente prueba para que después la Justicia siga un procedimiento porque lo halló diciendo cambio, cambio… Eso es prácticamente nulo”, señaló. Berni dijo a radio La Red que para realizar un procedimiento por la calle Florida (donde actúan como arbolitos integrantes de la barra brava de Boca), debe contar “con la orden de la Secretaría de Comercio en base a presentaciones judiciales”.

 (Fuente: La Nación)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *