martes , 16 de julio, 2019

Fin de semana largo de Carnaval dejó 600 millones de pesos

El fin de semana largo de Carnaval fue el mejor de la temporada cordobesa. Con la totalidad de sus 500.000 plazas ocupadas, los operadores de los principales destinos turísticos vieron colmadas sus expectativas.

Por el intenso movimiento el turismo dejó al menos 600 millones de pesos si se calcula tan sólo a los pasajeros que pernoctaron en las localidades y no al turismo interno de los visitantes locales que se trasladaron con motivo de los numerosos corsos, shows y eventos que se desarrollaron en toda la provincia.

El dato se desprende de los 500.000 turistas que, según datos aportados por hoteleros y gastronómicos, gastaron un promedio de 300 pesos por persona por jornada, multiplicado por los cuatro días del feriado, arroja un gasto total de 600 millones de pesos.

Los Carnavales, presentes en todo el país, impregnaron de alegría y color los destinos argentinos.

Es que desde septiembre de 2011, cuando fueron restituidos por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, los argentinos reapropiaron una fecha que había sido arrancada por la dictadura.

La Presidenta en esa ocasión, explicó el sentido de la medida asegurando que “esta reivindicación es un fenómeno cultural profundo, no sólo urbano, sino de fuertes connotaciones en la cultura de todo el país». De esta manera, los argentinos podemos celebrar el derecho a la alegría y a la libre expresión, a partir de un reclamo social e histórico de los murgueros, que pudo concretarse gracias al Decreto 1584/2010.

Las fiestas se propagaron por todas las ciudades, alcanzando a localidades como Río Cuarto, Amboy, Santa Rosa de Calamuchita, Río Ceballos, Unquillo, Embalse, Villa General Belgrano, Villa Yacanto, Nono, Mina Clavero, Salsipuedes, La Granja, Jesús María, Colonia Caroya, Piquillin, entre otros.

El tiempo también acompañó a los turistas que contaron con un marco de sol y calor para disfrutar de los variados atractivos naturales de las zonas.

Más gastadores

En tanto, las características del turista que llegó en febrero a Córdoba se diferencia del que visitó en enero por su nivel de gasto.

Es que en enero las localidades fueron ganadas por visitantes más jóvenes que optaron por alternativas más económicas como alojamiento en camping y salidas gasoleras.

Febrero en tanto, cuenta con un turismo más familiar o de pareja, que generalmente cuenta con un mayor poder adquisitivo, o al menos, está dispuesto a gastar más dinero en sus vacaciones.

Así lo confirman los gastronómicos consultados, quienes aseguran que se volvieron a ver los restaurantes llenos. Los teatros se vieron también colmados por los turistas que buscaron una propuesta más vinculada al entretenimiento o a lo cultural.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *