sábado , 24 de agosto, 2019

Expendedores de combustible planean un lockout por baja rentabilidad

Así lo dio a conocer Pablo Bornoroni, de la federación del área, quien recordó que se acordó una suba de 24% en paritarias y que los márgenes se acotaron. YPF -que equiparó precios de Santa Fe con Córdoba- otorga monto fijo mensual para paliar la situación.
Los expendedores de combustibles de todo el país y particularmente de Córdoba pueden concretar un lockout en los próximos días en caso de no obtener respuesta favorable a los reclamos a las petroleras por mayor rentabilidad en el negocio.
La decisión podrá surgir el 5 de julio próximo desde Córdoba, cuando se concrete la reunión nacional de la Confederación del Comercio de los Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha), la entidad más representativa de la actividad.
El encuentro fue confirmado a Comercio y Justicia por el titular de la Federación de Expendedores de Combustibles de Córdoba, Pablo Bornoroni, quien señaló que la situación de las pymes se complicó en los últimos días luego de que se cerró un acuerdo paritario de 24% con los trabajadores del sector.
“La situación es complicada para muchos empresarios cuyos márgenes se han reducido al mínimo”, consideró, y recordó que una estación de servicio tiene una rentabilidad bruta de 8% de la facturación. A ese margen hay que descontarle luego el pago de sueldos e impuestos, entre otras obligaciones.
En ese marco, Bornoroni anticipó que en la reunión nacional que encabezará en Córdoba el titular de Cecha, Oscar Díaz, y de la que participarán las diferentes federaciones provinciales, puede resolverse una medida de fuerza, que sin embargo evitó precisar. La intención de las pymes es que las petroleras les dejen un margen mayor que el actual.
La posición del empresario cordobés está en línea con la expresada ayer en Buenos Aires por el titular de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI), Manuel García, quien advirtió que el sector estudia “un plan de lucha” ante la falta de rentabilidad, tras los nuevos aumentos en los precios de las naftas . En esa línea, responsabilizó a la petrolera YPF de “incumplir promesas” en torno a planteos para hacer viable la actividad.
“Estamos preocupados porque en este juego de establecer precios máximos, a nosotros no nos toca un peso. Hemos tenido que acordar paritarias con el sindicato, hubo aumentos (salariales) de 25 a 27%, queríamos que YPF participara, porque somos simples intermediarios, pero ella se negó”, señaló García.
Por lo pronto, YPF comenzó a liquidar desde los últimos días un monto fijo a las estaciones de la marca como paliativo por la situación. “Evidentemente interpreta que hay un deterioro en los márgenes”, indicó Bornoroni.
Puntualmente, a las bocas de expendio que comercializan hasta 200 mil litros mensuales la petrolera les liquida una suma fija de 15 mil pesos, mientras que para las de mayor volúmen el pago es de 10 mil pesos. “Apenas nos cubre el costo de un empleado”, se quejó el dirigente cordobés.
Pero no todas fueron malas para Córdoba. Según Bornoroni, YPF resolvió incrementar los valores de los combustibles en Santa Fe para equipararlos con los de la provincia, los más elevados por la aplicación de la tasa vial. “Mejora la competitividad perdida”, admitió el empresario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *