domingo , 8 de diciembre, 2019

Exigen se investigue en Uruguay a un grupo inversor argentino por lavado de activos

Luego de que la Dirección General de Casinos de Uruguay dejara sin efecto dos adjudicaciones a un grupo de inversores argentino al finalizar el 2012, desde el Partido Nacional exigieron la investigación de otro negociado bajo sospecha por lavado de activos, también con capitales argentinos.

El encargado de llevar la denuncia es el diputado Jorge Gandini (Partido Nacional), quien declaró a un medio local que el Hotel-Casino adjudicado en Paysandú por parte de la Dirección General de Casinos con un grupo inversor argentino, es “un negocio preocupante”, porque “la propuesta no cierra y los fondos no están declarados en Argentina”.

El diputado elevó un pedido de informe a Casinos que alude a “la licitación internacional 7/9-Hotel+Casino en Paysandú”, sobre la cual, la Comisión Asesora recomendó adjudicar a Muriler S.A., integrada por el empresario argentino Alberto Goitía y por el uruguayo Mario Macri.

En ese tono el diputado detalló que se trata de “una propuesta de explotación de sistema mixto, con una lógica a la inversa de lo que renta toda iniciativa presentada ante Casinos. Es un hotel grande con un casino chico: eso no deja renta y es lo que se ha presentado en Paysandú y lo que la comisión asesora recomienda adjudicar”.

El diputado uruguayo en tanto asegura que, dada la información que posee, “los fondos proceden de un paraíso fiscal y no están declarados en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) argentina, por lo tanto no tributan renta al fisco de ese país que tiene un sistema de renta universal”.

“En consecuencia, es de suponer que los fondos son, al menos, producto de la evasión fiscal de los negocios presentes en ese país. De lo contrario, estarían depositados en Argentina y en la declaración de bienes del grupo inversor. Sin embargo, están depositados en Bahamas, no figuran en la declaración de renta y son los únicos fondos disponibles”, afirmó.

Según Gandini, cuando el grupo inversor manifestó que los fondos que tenía en Argentina no eran suficientes para enfrentar el total del emprendimiento que asciende a U$S 22 millones, “se presentó como complemento una carta, dirigida al Ministerio de Economía de Uruguay, de la Société Générale Private Banking de Bahamas, acreditando depósitos a su nombre por U$S 7,7 millones, que no figuran en su declaración de bienes ante el Estado argentino”.

“Es necesario que la administración del Ministerio de Economía (uruguayo) investigue la procedencia de los fondos de quien va a ser en el futuro un socio del Estado en la explotación de casinos”, dijo el funcionario de Uruguay.

En otro tramo cabe destacar el otro negociado que no pudo concretarse porque alcanzó conocimiento público, a través de los medios. Fue la que sucedió el pasado 31 de diciembre, cuando Casinos solicitó al Poder Ejecutivo que dejara sin efecto la adjudicación al grupo económico ICK (oriundo de Santiago del Estero, Argentina) del Hotel-Casino en Atlántida, donde se preveía invertir U$S 15 millones.

Según el director de Casinos, Javier Chá, tomó la decisión porque el inversor “no demostró ser serio para contratar con el Estado”. El 13 de diciembre, horas antes de firmar el contrato, el grupo ICK comunicó que no estaba en condiciones de suscribirlo; y hasta el 31 de diciembre, según Chá, “no dio señales de vida”. Esa misma razón llevó a Chá a suspender la mudanza del organismo a un edificio propiedad del grupo ICK, al que pagaría U$S 5 millones en diez años por el alquiler.

Cabe destacar en este punto que el grupo en cuestión, tiene el monopolio del juego del azar en la provincia de Santiago del Estero, y allí se afirma que ese grupo “tendría fuertes vínculos” con el gobernador Gerardo Zamora, hoy encolumnado con el kirchnerismo.

Gandini dijo que ambas resoluciones “son bienvenidas”, aunque lamentó que “fueran tomadas cuando la dudosa apariencia de ambos negocios tomó estado público (a través de notas periodísticas en el diario El País) y motivó pedidos de informes de legisladores”. Gandini dijo que espera que, “siguiendo la misma lógica de gestión”, Casinos “investigue” al futuro inversor de Paysandú”, es decir a Muriler S.A..

Fuente: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *