lunes , 19 de agosto, 2019

En otra jornada negra, las autopartistas suman 1.500 suspensiones más

La francesa Peugeot-Citroen Argentina (PSA) licenció a 1.000 trabajadores por tiempo indeterminado en su planta de Villa Bosch. En tanto, en Iveco (Córdoba), a 480 trabajadores por tres días.

Debido a la crisis que atraviesa el sector automotriz, la francesa Peugeot-Citroen Argentina (PSA) anunció ayer que suprimió un turno de su producción y suspendió a casi mil operarios por tiempo indeterminado.

Paralelamente, la firma cordobesa de camiones Iveco comunicó que, en los próximos tres días, suspenderá a 480 trabajadores de su planta.

Sobre la medida adoptada en la planta de la localidad bonaerense de Villa Bosch, partido Tres de Febrero, la empresa fundamentó en la necesidad de “adecuar el stock de producción por la caída en las ventas de los cuatro primeros meses” de este año.

Los patentamientos de autos cayeron 35% en abril y en el año desciende 18%, según la asociación de concesionarias Acara, que adjudicó la caída en parte al alza de precios como consecuencia de la mayor presión impositiva.

Los trabajadores suspendidos cobrarán el 65% de su sueldo hasta ver “cómo evoluciona el mercado interno”, que en los últimos dos meses se desplomó tanto en producción como en la comercialización de unidades.

Por su parte, la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) ya informó que en marzo se registró una baja del 21,3 % en la producción de autos, comparado con igual mes del año pasado.

En el gremio evaluaban la actitud a adoptar ante suspensiones que se van sumando en distintas terminales, por la caída de ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *