lunes , 9 de diciembre, 2019

Empresarios del sector alimentos se niegan a retrotraer los precios

Desde la COPAL advirtieron que respaldan la propuesta de diálogo del Gobierno de Macri, pero aclararon que no bajarán los precios debido a los costos de logística y una presión fiscal del 40%. Acusó al kirchnerismo de no acordar los precios sino imponerlos.

El presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, manifestó ayer su respaldo al llamado al diálogo por parte del gobierno de Mauricio Macri aunque aclaró que no hay posibilidad de retrotraer los precios de los productos que aumentaron a partir de noviembre, tras conocerse el triunfo del presidente en el balotaje.

De esta forma se refirió el empresario a la idea del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, de e incluir una retracción de precios en el Pacto Social que se buscará entre el gobierno, los empresarios y los sindicatos a partir de mediados de mes.

Funes de Rioja dijo que su sector está de acuerdo con el diálogo, pero aclaró que quiere hablar de ausentismo, costos de logística y una presión fiscal del 40 por ciento sobre los alimentos, para que las empresas que puedan funcionar y los trabajadores que preserven su nivel de vida.

“Con carácter general yo no veo ninguna posibilidad de que ello sea así. Ahora, con carácter específico puede haber algunos casos. Pero de ninguna manera, una medida de carácter general“, afirmó Funes de Rioja.

Por otra parte, el titular de la COPAL cuestionó al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner al afirmar que su programa no era “Precios Cuidados sino Precios Pisados” ya que “hubo una administración de comercio basada en un manejo ni siquiera acordado sino mucho más unilateral por parte del Gobierno”.

Según Funes de Rioja, “hay distorsiones de precios relativos” por lo que el congelamiento en los precios de los alimentos “es otro cepo más que ha tenido la economía” a la vez que denunció que hay una serie de datos que hacen que la ecuación de costos sea negativa para las empresas porque aumentaron los combustibles, los salarios y la materia prima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *