jueves , 14 de noviembre, 2019

El Indec detectó mayor caída de la industria que los privados

un cierre de año con mayor actividad fabril que la registrada en la primera mitad del ejercicio.

Sobre 29 ramas industriales el Indec detectó que 11 se mantuvieron en la senda contractiva, siendo los casos más relevantes los dedicados a la molienda de granos, usinas lácteas, elaboración de acero crudo y producción de cemento, además de la rama azucarera, la de papel y cartón, imprentas y editoriales y en menor medida las manufacturas de plástico y la producción automotriz.

Y pese a que la senda expansiva abarcó a 17 sectores fabriles, no tuvo la gravitación suficiente como para impactar positivamente sobre el resultado agregado.

Los mayores aumentos correspondieron a la producción de aluminio primario, de yerba mate, la industria frigorífica y de carne avícola y agroquímicos.

Mientras que se estancó la elaboración de químicos básicos.

Expectativas para 2013

Los empresarios esperan una clara reactivación en el próximo año, de la mano de la reactivación de Brasil y de las políticas laxas del Gobierno en un año electoral.

El sondeo del Indec estimó que menos de un quinto de los consultados planifica mayores ventas al mercado interno frente a sólo 4,4% que presupuesta baja.

En lo referente al comercio exterior las expectativas son expansivas, aunque con mayor porcentaje de quienes presupuestan aumento y también los que anticipan caídas, que en el caso de las previsiones para el mercado interno.

Una vez más, la mala noticia proviene del impacto laboral de la reactivación, porque apenas 1,5% de las empresas planifica generar empleos netos y 1,1% proyecta reducción, arrojando un saldo neto de apenas 0,5% de los consultados.

De ahí que la esperada tonificación de la actividad fabril se sustentará en un uso más intensivo de la jornada laboral, con un saldo neto de 3,8% de los casos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *