miércoles , 17 de julio, 2019

El Banco Central busca evitar que el dólar quede “ocioso”

La titular de la autoridad monetaria, Mercedes Marcó del Pont, se refirió así al cepo impuesto a la compra de dólares para ahorro. Resaltó que existen “casi 30 opciones cambiarias” para atender distintas necesidades.
El Banco Central de Argentina aseguró el miércoles que el país no tiene escasez de dólaresy dijo que su decisión de prohibir a los ahorristas la compra de moneda extranjera buscaevitar que el dinero quede “ocioso”.

La presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, en este sentido, defendió las medidas que favorecen el ahorro en pesoseliminan la dolarización de créditos hipotecarios.

Destacó el carácter “anticíclico” de los préstamos para la inversión que debe otorgar la banca privada por el equivalente al 5 por ciento de sus depósitos.

Marcó del Pont sostuvo, en declaraciones a Radio Continental, que tales medidas fueron adoptadas “en el marco de la crisis internacional y de una situación que se complica cada día a nivel mundial, cuyos impactos se desconocen y pueden ser más importantes, sobre todo para los países en desarrollo”.

En referencia a la suspensión de la posibilidad de atesorar dólares, la titular del BCRA explicó que existen casi 30 opciones para ir al mercado de cambios para realizar transacciones con el resto del mundo, o para atender necesidades como ayudas familiares o gastos médicos, por ejemplo.

También enfatizó que “por más que se ha tratado de generar pánico y decir cualquier barbaridad, quienes tienen dólares ahorrados en los bancos pueden retirarlos cuando quieran”, si lo desean.

Para quienes tienen previsto viajar al exterior, recordó que “está contemplada” la venta de divisas, y señaló que “lo único que tiene que decir es el destino, el modo de transporte y hacer la validación previa”, ante la AFIP, que calculará el monto “en función de la capacidad adquisitiva” del solicitante.

“Lo que se pasa por alto es que la mayoría de los países del mundo no emiten moneda de reserva, que resultan del comercio exterior”, dijo Marcó del Pont.

Reiteró que “los dólares genuinos vienen de las exportaciones, no del endeudamiento, y deben usarse para seguir garantizando el crecimiento económico y el resto de transacciones”.

La funcionaria justificó la utilización de esas divisas “para seguir retroalimentando el proceso de crecimiento”.

“La Argentina es uno de los pocos países en que un segmento de la población muestra esta pulsión para ahorrar en dólares, lo cual amerita una discusión más profunda, dadas las situaciones de crisis que tuvimos”, agregó.

Sostuvo, sin embargo, que “esta sustracción de ahorro que sale de la economía y queda ocioso no es neutra”.

Marcó del Pont remarcó que la economía nacional es “básicamente sana” porque “en todos estos años se tomaron decisiones concretas que permitieron superar la famosa restricción externa, como el desendeudamiento y el aumento de reservas monetarias”.

Evaluó en ese contexto que “no tenemos escasez estructural de divisas, pero no podemos darnos el lujo de que se desplacen del circuito de producción”.

Sobre las operaciones de crédito hipotecario, la titular del BCRA recordó que desde esta semana no se pueden pasar de pesos a dólares, aunque se respeta hasta el 31 de octubre a quienes tengan operaciones preacordadas o ya señadas.

Marcó del Pont se refirió luego a créditos de inversión, dispuestos en el marco de la nueva Carta Orgánica del BCRA.

“Esta economía tiene un mercado interno dinámico, que es la base de sustentación del crecimiento, fruto de políticas deliberadas de sostenimiento del empleo, redistributivas, de obra pública y anticíclicas, como los créditos para inversión”, indicó.

Según la funcionaria, la Argentina “tiene una demanda interna muy solvente, justamente cuando en la economía internacional la cuestión es cómo vuelven a crecer países que no tienen demanda”.

Marcó del Pont señaló que el crédito para satisfacer la demanda se focalizó hasta ahora en la banca pública y cooperativa, por lo cual defendió un mayor aporte del sector privado, para que canalice “una parte del ahorro de los argentinos a la inversión reproductiva”.

“¿Qué mejor, desde el punto de vista de la tranquilidad de quien tiene ahorros en un banco, entender que una parte se canaliza para garantizar el puesto de trabajo de ese mismo ahorrista?”, se preguntó la funcionaria.

“No estamos pidiendo nada espectacular a los bancos. Con una tasa del 15% ganan bastante, aunque es menos que el 30 o 40% del crédito al consumo, el spread que obtienen es todavía muy importante”, concluyó la titular del Banco Central.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *