domingo , 16 de diciembre, 2018

El 80% del ingreso familiar se destina a impuestos y servicios

El dato fue difundido por la Defensoría del Pueblo tras un análisis de los incrementos sufridos en tarifas de impuestos y servicios que compara diciembre 2013 con septiembre de 2014. Servicios básicos como el gas tuvieron una variación del 829.10%, el agua de 62.65%, la telefonía fija del 48.71% y la nafta del 46.82%. 

El Observatorio de Servicios del Defensor del Pueblo de la Provincia de Córdoba presentó recientemente su último informe del que surgen las variaciones entre diciembre 2013 y septiembre de 2014 en impuestos y servicios, y el impacto de esta situación en las erogaciones mensuales de las familias cordobesas.

Con ese fin, se constituyeron dos perfiles familiares en función de los ingresos que posee cada una y el nivel de consumo que efectúan.

El primero, la “Familia I”, se encuentra constituida por un adulto varón (30 / 59 años) empleado de la construcción, una mujer (30/ 59 años) empleada doméstica y dos niños en edad escolar que asisten a una institución pública, utilizan servicios de salud en nosocomios públicos, se movilizan en transporte público y una moto particular. Los ingresos de esta familia no superan los $7.500 mensuales. 

El segundo perfil, la “Familia II” se encuentra conformada por un adulto varón y una mujer (ambos empleados de comercio) y dos niños (uno asiste a un colegio primario privado y otro que concurre a un secundario privado). Son contribuyentes de tasas regulares para los impuestos y de tarifas de tipo residenciales para los servicios, poseen obra social prepaga, se movilizan en taxi, remis y vehículo particular y cuentan con servicio doméstico. La Familia II tiene un ingreso que no supera los $15.000 mensuales. 

En septiembre 2014, la Familia I debió desembolsar $1.217,38 para cubrir su canasta de servicios; es decir, un 30,08% más de lo que pagaba en diciembre 2013 ($935,89). Mientras que la Familia II necesitó contar con al menos $11.876,95, un 35,61% más que en diciembre 2013, para cubrir su canasta de impuestos y servicios.

En la actualidad, la Familia I debe destinar un 16,23% de sus ingresos para cumplir con las necesidades de su Canasta de Servicios e Impuestos; mientras que la Familia II debe destinar el 79,18%de sus ingresos.

En cuanto a la distribución del gasto total, la Familia I destinó el 65.10% de su gasto en servicios, el 11.23% en Impuestos y 23.68% en otros. La tipo II el 61.73% en servicios, el 5.12% en impuestos y el 33.14% en otros.

Asimismo, destaca el hecho de que servicios básicos como el gas tuvieron una variación del 829.10% y el agua 62.65%. Otros como la telefonía fija de 48.71%, la nafta 46.82%, el seguro del automotor 40.92%, los impuestos municipales y provinciales del orden del 29.60% para una Familia tipo II en la que estaría representada la clase media.

Finalmente, cabe destacar que los porcentajes de la Familia I, se obtuvieron al suponer un consumo mínimo de servicios (no utiliza teléfono fijo, TV por cable, internet, taxis, etc.) y el acceso a algunos beneficios sociales como ser garrafa social y Boleto Educativo Gratuito. Existen ciertos casos particulares como la energía eléctrica, que posee comportamiento disímil, no exclusivamente por la variación de tarifas, sino por el perfil de consumo de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *