sábado , 20 de julio, 2019

Economía: Sobre la eliminación de los subsidios- Por Catalina Manasero

Según el informe realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal
(IARAF)
a la hora de analizar el impacto que tendría la eliminación/reducción de los subsidios a los servicios públicos en el monto total a pagar por los usuarios de los mismos, debe tenerse presente la carga tributaria que recae sobre estos servicios y que termina pagando el consumidor final.
El Impuesto al Valor Agregado a nivel nacional es el principal tributo sobre el sector; a nivel provincial se destaca el Impuesto a los Ingresos Brutos (todo incremento de alícuota podía ser trasladado de manera legal al consumidor). A nivel municipal, existen muchas ciudades que gravan con elevadas tasas el consumo de energía y/o gas natural.
En algunas jurisdicciones, estos tributos se cobran sobre el importe neto de subsidios de la factura, con lo cual una eliminación/reducción de subsidios va a tener un impacto mayor sobre el monto total a pagar, debido al incremento resultante en el monto a pagar de tributos.
El monto total a pagar no solo se verá incrementado por la reducción del subsidio, sino también por el hecho que la carga tributaria que recae sobre el servicio es un porcentaje del importe neto. Aún cuando no exista un aumento de la carga tributaria legal sobre estos servicios para 2012, el consumidor va a pagar un mayor monto en concepto de impuestos por tratarse de un complemento porcentual de la facturación.
Haciendo un análisis concreto de  la Ciudad de Córdoba donde la quita de los subsidios no afectaría el monto total a pagar de IVA, pero sí lo que se paga por la tasa municipal que es de nada menos que un 10% de la facturación. En definitiva, por cada 100 pesos que se eliminen de subsidio, un cordobés tendría que afrontar un incremento en el monto total por $110 ($100 por menores subsidios y 10% por la tasa municipal). Cabe aclarar que en el ejemplo abajo expuesto se asumió que varios cargos que se cobran son fijos (puesto que no está explicitado claramente en la factura), con lo cual la incidencia total del impuesto sería algo menor, del 9%. Se insiste que no incidiría el IVA porque ya fue calculado e incorporado en el monto total antes del subsidio.
A modo de conclusión el informe  de IARAF aclara que la carga tributaria sobre los servicios públicos no es un aspecto menor a la hora de implementar el proceso de reducción/eliminación de subsidios. Actúa como un amplificador del impacto de la reducción de subsidios en el monto total a pagar por los servicios. Además se suman diferencias regionales en el criterio de confección de facturas, cuestión que deberá ser considerada con especial atención.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *