domingo , 18 de agosto, 2019

Bancos buscan evitar fuga de depósitos

Siguiendo las cifras de la autoridad monetaria, hace seis meses, la diferencia entre una tasa por un depósito a 30 días y la otra por una colocación a dos meses era de menos de un punto, lo que refleja que las entidades financieras optaron por pagar ahora, a 37 días de los comicios legislativos, un interés más alto por plazos más largos.

“Todos quieren retener fondos”, confió un banquero al diario La Nación, que pidió no ser identificado al tiempo que anticipó que “en algún momento, van a tener que subir también las tasas activas (las que cobran los bancos por los créditos)”.

Otro ejecutivo consultado sostuvo que la tasa de un plazo fijo “está teniendo una presión natural a la suba por varios factores”, y citó como uno de los más “relevantes” el hecho de que “desde hace un tiempo, se mantiene un crecimiento más dinámico en préstamos que en depósitos y, en consecuencia, como sigue cayendo la liquidez marginal del sistema, los bancos empiezan a pagar más para captar fondos frescos”.

Mientras los depósitos -los recursos que cuentan los bancos para fondear sus créditos- crecieron al 30 de agosto último un 28 por ciento respecto a igual mes del año anterior, los préstamos avanzaron un 37 por ciento, de acuerdo a los datos del BCRA.

Otro de los factores que motivan una suba del interés según coincidieron en señalar los banqueros entrevistados es la expectativa de una devaluación del peso. “La aceleración de la cotización de la moneda oficial y la brecha que aún existe con el dólar libre, hacen que el sistema aumente sus tasas para tentar a los ahorristas a mantenerse en pesos”, evaluaron.

El Gobierno aceleró fuertemente en 2013 la tasa de devaluación. En ocho meses, el dólar oficial saltó 15% a $ 5,57, pero sólo en agosto, se depreció un 3,03%, contra el 1,33% que se había devaluado, en promedio, en el primer cuatrimestre. La brecha con la divisa estadounidense, que se vendía en esos días a $ 9,30, se mantiene por encima de 66,9 por ciento, recordó el matutino.

Otra de las alternativas que están poniendo en práctica algunos bancos para evitar la fuga de depósito y, al mismo tiempo, alentar nuevas colaciones, son las promociones: una entidad nacional de primera línea ofrece, por ejemplo, premiar con más puntos de su programa de beneficios a todos aquellos clientes que aumenten en septiembre, octubre y noviembre los saldos depositados en caja de ahorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *