domingo , 22 de septiembre, 2019

Autorizan importar soja para industrializar

El Gobierno nacional flexibilizó la importación de soja con el objetivo de abastecer el polo aceitero y oleaginoso ubicado en el Gran Rosario, productor de aceite, harina y pellets que tendrán por destino su exportación, dada la enorme capacidad ociosa que actualmente presenta ese complejo industrial.

La decisión, apoyada desde el sector privado, fue adoptada a través de medidas conjuntas por los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y de Hacienda y Finanzas, de Alfonso Prat Gay, propuestas por las resoluciones 5 y 7 de 2016, respectivamente.

“Conforme a la experiencia recogida y al actual contexto económico, corresponde tomar las medidas que permitan impulsar la actividad agroindustrial y la generación de valor agregado en el territorio nacional, así como la plena ocupación de la capacidad industrial instalada, con la consecuente generación de empleo, sin que ello implique atentar contra la producción nacional de soja”, indicaron las normas en sus considerandos.

La medida fue adoptada el pasado viernes y publicada ayer en el Boletín Oficial , y contempla la apertura de “la importación temporaria para el perfeccionamiento industrial”, en este caso, de las plantas oleaginosas locales.

Por ello, las autoridades nacionales dispusieron que “a efectos de alcanzar dichos objetivos, resulta necesario establecer el marco de aplicación de la admisión temporaria de la soja y de los procesos productivos alcanzados”.

De esta forma, con el objeto de mantener el funcionamiento de las plantas aceiteras ubicadas a orillas del río Paraná se adoptaron medidas para permitir el ingreso “temporario” de lotes de soja producidos en países vecinos, como Paraguay.

Según Producción y Hacienda, para sostener dicha actividad ante las demoras que mantienen desde hace semanas la comercialización oleaginosa, se dispuso excluir de la inscripción en el Registro de Operadores de Soja Autorizados, conocido bajo las siglas Rosa, la soja clasificada en la posición arancelaria de la nomenclatura común del Mercosur.

Se dejó en claro que esto se autorizará “únicamente cuando dicha mercadería se ingrese como destinación suspensiva de importación temporal, para su utilización como insumo para el proceso productivo de elaboración de aceite de soja, harina y pellets de soja”.

(Fuente: Agencia Dyn)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *