martes , 11 de diciembre, 2018

Nota de opinión: Las mujeres nos merecemos una vida sin violencias, por Luciana Echevarría

Por Luciana Echevarría, legisladora provincial por MST.

Un 25 de noviembre de hace ya 55 años la dictadura sangrienta y brutal de Trujillo en República Dominicana les arrebataba la vida a las hermanas Mirabal. Esas mariposas que habían volado alto, rebelándose contra un régimen autoritario que oprimía y asesinaba a todo lo que se le oponía. Ellas habían logrado desafiar la estructura patriarcal que les imponía ser amas de casas y madres.

Cómo iba a tolerar un dictador, que se creía súper poderoso, que tres mujeres lo enfrentaran e incluso lo pusieran en jaque internacionalmente. Cobardemente, después de perseguirlas, violarlas y torturarlas, decidió matarlas. Pero el ejemplo de Minerva, Patria y María Teresa está hoy más vivo que nunca y la lucha por una sociedad de hombres y mujeres iguales sigue siendo el horizonte que nos guía.

Por eso cada 25 de noviembre las mujeres salimos a las calles a exigir el fin de las violencias a las que somos sometidas por el sólo hecho de ser mujeres. Este nuevo aniversario nos encontró fortalecidas para dar esta pelea. En nuestro país, y en Córdoba particularmente, hemos logrado que la violencia de género deje de ser un tema tabú, que se recluye en lo doméstico y se ubica siempre como “culpa” de las víctimas. Las movilizaciones por justicia para Paola Acosta y la enorme movilización del 3 de junio, donde más de 50 mil personas salieron a la calle a decir BASTA, ubicaron la problemática en el lugar que le corresponde: la esfera de lo público. Y evidenciaron que la resolución de este flagelo sólo es posible si los gobiernos toman medidas urgentes y efectivas que requieren un inmediato aumento presupuestario.

Junto a Maru Acosta y decenas de familiares de víctimas de femicidio hemos trabajado con mucho esfuerzo para elaborar una Ley de Emergencia que es un plan de acción efectivo para atender la urgencia y evitar que se sigan muriendo mujeres. Nadie mejor que las víctimas de violencia de género, los familiares y las organizaciones que acompañamos a las mujeres conocemos exactamente qué hace falta hacer para dar respuesta a este flagelo. Y por eso lo plasmamos en una ley. Sin embargo el oficialismo se niega a tratarla y plantea proyectos dilatorios que nada tiene que ver con una real solución.

Nuestras vidas valen y sin embargo cada día, una de nosotras es asesinada en manos de la violencia machista en nuestro país. Y muchas más sufren algún tipo de violencia física, psicológica, económica, o simbólica que va naturalizándose, al punto de pasar a ser el esquema cotidiano “normal” con el que muchísimas mujeres se mueven todos los días. Salimos a la calle este 25 a decir que las mujeres nos merecemos una vida sin violencias y que estamos dispuestas a pelear para lograrlo: Nosotras ya dijimos “Ni Una Menos”, es hora de que los gobiernos tomen las medidas que hacen falta: ¡Queremos ya la Ley de emergencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *