domingo , 16 de diciembre, 2018

Vóley: Argentina tropezó con Italia pero mantiene vivas sus chances

Argentina pagó muy caro sus errores y sufrió una derrota ante Italia en su segunda presentación en el Grupo A. Fue 25-17, 21-25, 25-17 y 25-23 en una hora y 46 minutos. El miércoles, el equipo de Weber se enfrentará contra Polonia, que en el primer turno cayó sorpresivamente por 3-1 frente a Bulgaria.
Se habían jugado apenas un puñado de minutos cuando Weber solicitó su primer tiempo muerto. Argentina perdía por 4-0 y no le encontraba la vuelta a una Italia muy ofensiva. Las indicaciones del entrenador surtieron efecto rápidamente porque en la reanudación, la Selección se metió en el partido. El equipo se fue soltando tras un comienzo tenso y con un ace de Iván Castellani se puso a tiro del empate (8-9). Pero dos bloqueos consecutivos sobre Quiroga estiraron la diferencia (8-12).
A partir de ese instante, los italianos tomaron las riendas del encuentro. Con un Lasko profundo y letal y, también un concierto de errores del equipo argentino. “Estamos jugando con el corazón más que con la cabeza”, arengó Weber cuando el marcador estaba 12-16. No hubo reacción argentina. Italia pegó y le sacó el jugo a la indecisión de Argentina para cerrar con un cómodo 25-17 tras 25 minutos de juego.
La historia cambió notablemente en el segundo set. En el arrranque, Argentina clavó tres puntos seguidos y tomó distancia. Pero dos bloqueos consecutivos sobre Conte, pusieron a Italia otra vez en el partido. Un ace de De Cecco le dio aire a los de Weber (5-2) y un bloqueo salvador permitió un respiro importante en el primer tiempo muerto (8-4). Justamente los puntos que llegaron desde el bloqueo le permitieron al equipo argentino incomodar a Italia.
Un fierrazo de Quiroga estampó la máxima diferencia (16-10) y el control del partido estaba en manos del equipo argentino. Conte se lució sobre el final y un saque italiano que se perdió lejos -el séptimo enel set- le dio el empate a los de Weber que mostraron una mejor versión gracias a la precisión de sus ataques.
En el tercero, hubo paridad hasta el 8-8. Pero un saque de Pereyra que murió en la red fue el primer error de una serie de equivocaciones que volcaron el parcial en favor de los europeos. La recepción cometió fallas graves e Italia las aprovechó. Porque Lazko fue contundente y Zaytsev fue un acompañante de lujo. Cuando la chapa marcaba un claro 19-11 para Italia, Weber pidió un minuto. Pero ya no había tiempo. Un bloqueo italiano decretó el 25-17.
Argentina fue por la hazaña. La ilusión creció cuando Conte, con un toque fantástico, marcó el 3-1. Pero Italia ajustó las tuercas en el bloqueo y Argentina se equivocó en la toma de decisiones. Así, Italia dio vuelta la historia y se fue al tiempo muerto con una ventaja inesperada (6-8). En el reinicio, Pereyra metió una bomba, los italianos fallaron en un ataque y el 9-9 invitó a la ilusión.
Pero surgió, una vez más, Zytsev. Un remate y un ace para tomar distancia (9-12) y marcar el rumbo del partido. Porque Argentina perdió la línea e Italia, con su experiencia, manejó los hilos del partido. Se puso 25-18 y festejaba la victoria. Pero el equipo argentino jugó con el corazón y salvó cinco set points para agregarle una pizca de dramatismo. El último punto del partido llegó de la mano del mejor jugador del partido, Michal Lasko, el máximo anotador con 18. Claro que tuvo un importante respaldo en Zaytsev (17) y también en Mastrángelo, Parodi y Frei, todos con 10. En Argentina, Facundo Conte fue el goleador con 14 unidades. Lo siguieron Quiroga y Crer, con 10.
El próximo compromiso del equipo de Weber será ante Polonia, el miércoles.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *