miércoles , 24 de julio, 2019

Tenis: Nole ganó la batalla final

Djokovic venció en cinco sets a Nadal en la final más larga en la historia de los Grand Slam y conquistó por tercera vez el Abierto de Australia.
Novak Djokovic, número 1 del mundo, venció por 5-7, 6-4, 2-6, 6-7 (5), 7-5 a Rafael Nadal, segundo cabeza de serie, para consagrarse campeón del Abierto de Australia tras disputar la final más larga de la era abierta en los Grand Slams.
El serbio, que ya ganó en Melbourne en 2008 y 2011, se impuso en la final más larga de la historia de los torneos de Grand Slam (5 horas 53 minutos) y ganó el quinto ‘grande’ de su carrera. Previamente, el partido más largo de una final en un Slam fue el duelo de 1988 por el cetro del Abierto de Estados Unidos, en el que Mats Wilander e Ivan Lendl batallaron durante 4 horas y 54 minutos.
“Rafa, eres uno de los mejores jugadores de la historia. Esta noche hicimos historia y por desgracia no puede haber dos ganadores. Pero te deseó lo mejor para el resto de la temporada. Y espero que juguemos muchos partidos como este y muchas más finales”, dijo Djokovic a su rival tras su victoria.

Agotado tras su larga semifinal (4 horas 50 minutos) contra el británico Andy Murray, Djokovic necesitó un set para reencontrar su ritmo y sus sensaciones, antes de demostrar su superioridad frente a Nadal pero a costa de grandes esfuerzos.

El español, sin embargo, que ya había perdido contra Nole en Wimbledon y en el Abierto de Estados Unidos el año pasado, no se rindió en ningún momento y llevó a su rival hasta un quinto set épico, en el que los dos jugadores demostraron una gran potencia física y mental.
“Nunca voy a olvidar este partido. Aunque lo perdí, fue algo muy especial para mi, muchas gracias. Volveré y continuaré luchando”, aseguró Nadal en la ceremonia de entrega de premios.
Con esta victoria, Djokovic se convierte en el quinto jugador de la era Open (desde 1968) en ganar tres títulos consecutivos de Grand Slam, junto a Rod Laver, Pete Sampras, Roger Federer y Nadal.
Suma además 21 partidos sin perder en torneos de Grand Slam (su última derrota fue la semifinal el año pasado en Roland Garros contra el suizo Federer).
El serbio también se convierte en el cuarto jugador desde 1968 en ganar tres títulos o más en Melbourne, como hicieron Andre Agassi (4), Federer (4) y Mats Wilander (3).
Por su parte Nadal sigue teniendo en su palmarés diez títulos de Grand Slam y suma su séptima derrota consecutiva en finales contra Djokovic, tras perder contra el serbio seis veces en 2011.
El mallorquín empezó el partido con la voluntad de mostrarse más agresivo tanto en defensa como en su revés, y aprovechó las numerosas faltas directas de su rival en el primer set (19) para ganar la primera manga 7-5.
En la segunda, Djokovic fue más ofensivo, obligando a Nadal a defenderse, y se impuso 6-4. En la tercera el serbio arrolló a su adversario y lo ganó 6-2.
Pero en el cuarto set, brevemente interrumpido por la lluvia, Nadal volvió a oponer resistencia, salvó tres bolas de break y se impuso 7-6 (7/5).
En el quinto set el partido se convirtió en un duelo físico y psicológico entres los dos jugadores, del que el serbio salió vencedor 7-5 para llevarse la final y el título.
Fuente: AFP

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *