domingo , 22 de septiembre, 2019

Talleres vió frustrada una vez más su posibilidad de ascender

Talleres cayó en Misiones por 2 a 1 frente a Crucero del Norte y perdió la posibilidad de pelear por un ascenso al Nacional B.
El partido se jugó en un campo difícil, embarrado y pesado, con un manto de neblina que cubrió la cancha.
El primer tiempo comenzó parejo sin situaciones de peligro real para los equipos que tenían obligaciones diferentes. Mientras que a Crucero del Norte el empate le convenía, Talleres necesitaba hacer un gol antes que los nervios empezaran a aumentar con el correr del tiempo.
La apertura del marcador llegó con el primer ataque de Talleres que generó peligro. A los 18 minutos del primer tiempo, ”Sacha” Sáez escapó de la marca, llegó al fondo y tiró un centro desde la derecha que Riaño estampó en el palo y Agustín Díaz aprovechó, no perdonó y la mandó al fondo de la red.
El gol de Díaz trajo alivio para los cordobeses y desesperación para Crucero del Norte, que hasta el momento se mostraba cómodo con el empate sin goles.
A los 31 minutos se despertó Crucero y empezó a empujar contra el arco de la visita. Exigido por el rigor del ataque, Requena logró mantener la valla invicta hasta los 37 minutos, cuando Mota logró el empate luego de una pelota aérea y una serie de rebotes en el área.
Así terminó el primer tiempo, con la cancha inclinada a favor del local y Talleres sin poder recuperarse del gol de Crucero.
Al comienzo del segundo parcial, Talleres salió con la determinación de ganar el partido y arrinconó contra su arco al local, que buscaba liquidar de contragolpe.
Habían pasado 11 minutos del complemento y era el mejor momento de la ”T”, cuando Rezzónico salió a cortar un contragolpe y marcó con dureza en el mediocampo lo que le costó una segunda amarilla y la expulsión.
Allí llegó el segundo gol de Crucero del Norte: luego de sacar la falta, llegó un centro al área, donde Fernando Márquez saltó libre de marca y de cabeza venció a Requena.
A partir de ese momento, el local, con un hombre más, jugó con la desesperación del conjunto cordobés que no podía encontrar el camino al arco rival.
Trascurrieron los minutos y Talleres, en desventaja, se hizo fuerte, tomó la iniciativa y arrinconó a Crucero, que intentó hacer tiempo de cualquier forma.
A los 44 minutos del segundo tiempo, Sampedri vio la roja directa y el local quedó con diez, pero la ”T” no pudo lograr el empate.
Con este resultado adverso, Talleres deberá jugar al menos una temporada en el Torneo Argentino A.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *