viernes , 15 de noviembre, 2019

Talleres tuvo una alegría al vencer a Instituto

El primero en sonreír en el 2013 fue Talleres. El sol del verano le sienta bien a los de barrio Jardín, con una indiscutida victoria 2 a 0 sobre Instituto, que todavía sigue de vacaciones, de acuerdo a lo que mostraron ambos equipos en la jornada inaugural de la Copa Córdoba, de la que también participa Belgrano. Gonzalo Klusener fue el héroe, con dos tantos, uno de penal que supo construir, y otro de palomita, para el deleite del público albiazul.

LA CLAVE

Por ambos costados del medio, Talleres hizo la diferencia, con la endeble línea de tres volantes de Instituto. Carabajal por derecha, Santos asistiendo a Klusener por izquierda.

EL ÁRBITRO

Pablo Díaz (Bien). No tuvo complicaciones ni tampoco se dejó envolver por la ansiedad de los jugadores. El penal fue claro, dudó en aplicar ley de ventaja en algunas jugadas.

LA FIGURA

Gonzalo Klusener (9). Un asesino serial: le cometieron el penal que el mismo cambió por gol, y de palomita sentenció el resultado. Gabriel Carabajal (8) Desborde permanente, una pesadilla por derecha.

Está claro que el pésimo estado del campo de juego conspiró al buen trato del balón y del juego criterioso. Sumado a que la lógica dureza de los jugadores producto de la pretemporada hizo su parte, dejó como saldo más imprecisiones que aciertos.

En ese contexto, el albiazul hizo pie en mitad de cancha, porque el volante de Instituto Mauro Bellone tuvo algunas complicaciones en la contención, quizás con poca ayuda de sus compañeros. Igualmente el albirrojo llegó al arco rival, con pelotas paradas y a las espaldas de Nery Leyes, generando algunos dolores de cabeza.

Sin embargo, un pelotazo de Nahuel Santos, curiosamente muy en soledad, apuntó a Klusener, quien fue atropellado por Julio Chiarini en el área. Penal y a la red, en la única emoción del juego.

En el complemento el DT de Instituto Frank Kudelka movió las piezas, cambió nombres, sin tantos frutos, hasta que Diego Chitzoff envió un centro preciso al goleador, que cerró la persiana al juego de manea anticipada.

En las gateras espera Belgrano, rival del albiazul el próximo lunes, en el superclásico cordobés, donde puede haber un campeón si los tres puntos quedan en barrio Jardín. Instituto espera en un rincón, desolado.

Fuente: La Mañana

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *