lunes , 23 de septiembre, 2019

Riquelme: “Es tan importante haber hecho dos, como no recibir ningún gol”

El volante de Boca habló luego del gran triunfo del “Xeneize” como local ante la Universidad de Chile, en la semifinal de ida de la Libertadores, por 2 a 0. A pesar de la ventaja obtenida, el “10” del conjunto de La Ribera afirmó que no está cerrada la serie y el pase a la final. “Estamos contentos porque ganamos y ahora quedan 90 minutos en Chile ante un buen equipo, que siempre ataca”
Con una muy buena producción colectiva, Boca puso esta noche un pie en la final de la Copa Libertadores, porque le ganó a la Universidad de Chile 2-0 el partido de ida de semis desarrollado en La Bombonera.

El primer gol lo aportó el uruguayo Santiago Silva a los 14 minutos de la etapa inicial, girando dentro del área y definiendo en forma rasante tras un centro que le mandó Pablo Mouche desde la derecha. El segundo fue marcado por Juan Sánchez Miño, al recoger el rebote que dio el arquero Jhonny Herrera luego de un remate de Walter Erviti.

El desquite se realizará el jueves de la semana próxima en el Estadio Nacional, en Santiago.

El equipo de Julio Falcioni controló la situación en todo momento, impidió que su adversario le creara llegadas claras y forzó una interesante cantidad de oportunidades que le pudieron haber dado una diferencia mayor.

Boca no tuvo puntos débiles y se afirmó en un medio juego muy parejo, hizo diferencia con algunas apariciones de Juan Román Riquelme y, aun en los pasajes en que cedió el balón, dejó la sensación de manejar el partido.

El conjunto xeneize tuvo un muy buen comienzo porque aprovechó los espacios que dejaba la “U”, que salió al campo con la intención de juntar jugadores en campo rival pero no cubría bien el terreno al retroceder.

Ya a los 4 minutos apareció el uruguayo Santiago Silva por derecha, tras un pase de Riquelme, cambió de pierna y sacó un zurdazo por arriba del travesaño. A los 10 fue Walter Erviti el que atacó por izquierda tras un pase de Riquelme y llegando al área sacó un zurdazo alto.

La tercera llegada de Boca, a los 14 minutos, derivó en la apertura del marcador. Tras perder la pelota, Pablo Mouche la recuperó, llegó hasta el área por derecha y tocó hacia atrás. Silva aprovechó todo el tiempo que le dieron para girar y sacar un zurdazo bajo que doblegó a Jhonny Herrera.

La presión de Boca duró unos 10 minutos más, pero el equipo de Falcioni empezó a equivocarse en la resolución de las jugadas y permitió que el cuadro chileno se afirmara.

Los últimos 20 minutos de la etapa inicial se jugaron mayoritariamente en campo de Boca, que inclusive cometió varios foules peligrosos cerca del área que derivaron en amonestaciones para Facundo Roncaglia y Juan Manuel Insaurralde.

Sin embargo, el único riesgo para Agustín Orion se vio en el minuto 30 a través de un tiro libre que Marcelo Díaz ejecutó por fuera de la barrera, que fue bien resuelto por el arquero volando hacia su izquierda para rechazar.

En el arranque del segundo tiempo se vio lo mejor de Boca, que en cuatro minutos forzó igual cantidad de acciones de peligro para el arco chileno. Primero con un remate de Silva que sacó Herrera abajo; después con un córner de Riquelme que se cerró y sacó Junior Fernandes; a continuación con un remate de Insaurralde que sacó Angelo Henríquez, y finalmente con una aparición de Mouche, quien elevó su remate desde inmejorable posición.

El gol que se veía venir llegó en el minuto 9, en una jugada en la que la visita volvió a marcar muy mal. Erviti recibió por izquierda absolutamente solo, su remate lo tapó Herrera y el rebote lo aprovechó Juan Sánchez Miño para sellar el marcador final.

A partir de entonces Boca permitió que la “U” saliera, pero el equipo trasandino no elaboró ni una sola jugada de ataque profunda y cada uno de sus intentos se estrelló contra la seguridad del fondo local.

El local tuvo algunas ocasiones para aumentar, como un tiro libre de Riquelme muy cerrado que el arquero desvió al córner, pero en el último tramo del juego perdió precisión en el medio. No obstante, conservó la tranquilidad porque los pasos fundamentales ya los había dado.



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *