domingo , 15 de septiembre, 2019

Real Madrid ganó en el Camp Nou y quedó a tiro del título

Le ganó 2-1 al Barcelona con goles de Khedira y Ronaldo, y le sacó siete de ventaja cuando quedan cuatro fechas para el final. Alexis Sánchez había marcado el empate transitorio para el local.
Marcó varias cosas la victoria 2-1 del Real Madrid Sobre Barcelona en el Camp Nou, con goles de Khedira y Cristiano Ronadlo para los de la capital de España, y de Aléxis Sánchez para los catalanes. Por un lado, el equipo blanco le saca 7 puntos de ventaja en la cima de la liga a su rival de siempre, con sólo cuatro partidos por jugar. Por otro,termina con una racha de 54 juegos sin que los simpatizantes culés vean perder a su equipo en el Camp Nou. Además, como en ningún otro encuentro entre estos dos colosos, Cristiano Ronaldo fue más que Lio Messi.
Menos de cinco minutos le llevó al clásico español tener emociones. Y, de hecho, a los 4, en la cabeza de Cristiano Ronaldo, Real Madrid pudo marcar el primero en el abarrotado Camp Nou, pero su cabezazo se fue por arriba del arco de Barcelona. La respuesta local no demoró, y una mala salida del fondo de Sergio Ramos fue aprovechada por Dani alvez, que cortó el pase hacia la izquierda y quedó lanzado en velocidad hacia el área visitante, pero Casillas fue más rápido y salió para quedarse con la pelota. Sin tregua comenzaba el encuentro.
A los 16, y de un córner de Di María, el Real gritó el primero. Salió mal Valdés, que no pudo cortar el centro, cabeceó Pepe, tapó el 1 culé, y en el rebote Khedira le ganó a Puyol casi sobre la línea para desatar la locura del equipo merengue, sabedor de que una victoria prácticamente que sentencia la liga en su favor.
Con un tiro del canterazo Tello reaccionaron los de Pep Guardiola luego del cachetazo, pero el remate salió rasante y desviado ni muy cerca del poste derecho de Casillas, que a los 26 le tapó a Xavi la mejor jugada del Barcelona. Enganchó Messi de derecha a izquierda y, entrelíneas, habilitó al volante, que cuando enfrentó al 1 visitante dentro del  área optó por cruzar su definición, que fue desviada al tiro de esquina por el arquero de la Selección española. El Madrid respondía de contra, y en un pelotazo largo tras el que Cristiano superó en velocidad por la izquierda a Puyol, el portugués enganchó y buscó el palo izquierdo de Valdes con un remate que no contó con la precisión necesaria.
Si bien el Barsa movía la pelota y buscaba hacerse ancho, sus ataques no prosperaban, en buena medida, por lo abroquelado que lo esperaba el Real, con su línea de volantes muy cerca de la defensiva.Tener la pelota el 74% de los primeros 45 minutos no se tradujo para el Barsa en peligro a la hora de buscar el arco.
La segunda parte radicalizó las tendencias advertidas del tramo final de la primera. Barcelona acaparó la posesión y el Real Madrid defendió con más y más jugadores cerca del área, aunque casi que renunció a los contraataques.
Guardiola no aguantó más y puso en el campo a Alexis Sánchez a los 68 minutos. Fue una decisión importante porque el chileno marcó un minuto después. Lo hizo desde el suelo, con agonía, tras dos fantásticas intervenciones de Casillas.
Pero pocas veces pasó la hinchada del Barsa del éxtasis a la miseria en tan poco tiempo. Porque tres minutos después llegó el segundo tanto del Real Madrid. Özil dibujó un pase bárbaro para Cristiano Ronaldo y el portugués definió ante la desesperada salida de Valdés, merced de una gambeta larga.
Así, al Barcelona, que casi vio escurrírsele las posibilidades de ganar la liga, le quedan en pie dos objetivos nada menores: la final de la Copa del Rey ante el Athletic Bilbao de Marcelo Bielsa y el premio mayor, la Copa de Campeones de Europa.
Al Madrid, casi seguro campeón de la liga, además de una alegría inmensa, también le queda el máximo certamen de clubes, pero eso, es otra historia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *