sábado , 20 de julio, 2019

Ramírez, cerca de Boca

(Télam) La transferencia del delantero de Godoy Cruz, Rubén Ramírez, último goleador del fútbol argentino, a Boca, “se va a dar”, pronosticó el representante del jugador, Miguel Pires.

El empresario, que también integra un grupo inversor dueño del 40 por ciento del pase del santafesino, se ofreció a “colaborar” económicamente para acercarse a los 2,5 millones de dólares que pretende el club mendocino por el resto de la ficha.
“Si necesitan ayuda, uno está. Boca siempre es tentador: aire nuevo para el jugador, presidente nuevo y gente joven en un club que intenta hacer las cosas bien”, resumió Pires sobre la operación.
Ramírez, de 29 años, autor de 12 goles en el último torneo Apertura, fue dirigido por Julio César Falcioni en Banfield en el 2010.
“Todas las propuestas que sean buenas para Boca las pondremos en mesa chica para tratarlas en Comisión Directiva”, anunció el presidente de club, Daniel Angelici, acerca de la eventual ayuda del grupo inversor.
Pires, en diálogo con TyC Sports, explicó que su interés por ubicarlo en Boca “es una cuestión de dinero y no una cuestión de amor”, y desdramatizó un posible malestar del titular de Godoy Cruz, Mario Contreras.
“Es un amigo, sabe que uno siempre le va de frente. Estamos buscando lo mejor, y en esto nadie se tiene que ofender”, dijo el manager de Ramírez.
Pires viajará en las próximas horas a Mar del Plata, donde el jugador permanece de pretemporada con su actual club, para “acompañarlo” y avanzar sobre su pase a Boca.
Ramírez surgió de Colón de Santa Fe (2003-2004 y 2005-2008) y jugó también en Tiro Federal de Rosario (2004-2005) y Racing Club (2009).
Descartado el chileno Humberto Suazo, el santafesino se convirtió en la prioridad del último campeón argentino, que además sondeó a Mauro Obolo, de Arsenal.
En otro orden, el plantel de Boca regresará este sábado de las vacaciones, por la mañana en Casa Amarilla, y el domingo viajará a Tandil para realización de la pretemporada, cuatro días despu+es, en la misma ciudad.
Boca, que asumirá una triple competencia en el próximo semestre con el torneo Clausura, la Copa Libertadores y la Copa Argentina, jugará cuatro partidos de preparación, entre los que se destacan los superclásicos con River (miércoles 25 en Chaco y domingo 29 en Mendoza).
San Lorenzo será el rival de su debut, el martes 17 en Mar del Plata, e Independiente lo pondrá a prueba cuatro días

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *