domingo , 17 de noviembre, 2019

Nuevo triunfo de Talleres

Talleres le tomó el gusto a eso de festejar y continuó en la semana más celebrada de los últimos cuatro años (o más) para seguir dando alegrías a su gente. Ahora fue por Copa Argentina, al derrotar por penales 5-3 a Sportivo Belgrano de San Francisco, tras igualar 1 a 1 en tiempo reglamentario, para consolidar el título logrado en el Argentino A tres días antes y demostrar que el hambre de gloria sigue intacto, a pesar de haber conquistado el objetivo más preciado de volver a la B Nacional. Ahora, será Newell’s el que lo espera en esa etapa crucial, y de yapa, embolsó 360 mil pesos de premio.

Talleres en el arranque pareció no salirse de los carriles que lo llevaron a consagrarse, con la misma sintonía del éxito, y por eso, con una velocidad de otra categoría, en cuatro toques llegó a la red: recuperación de Javier Villarreal, pase en profundidad de Maximilano Velasco, desborde y centro de Gabriel Carabajal y gol de Agustín Díaz. Tremenda efectividad, en el amanecer del partido, porque iban dos minutos y los dirigidos por Arnaldo Sialle ya estaban en ventaja.

Fue uno de los partidos donde mejor se sintió el Albiazul con la pelota, manejando el aspecto psicológico, sin presiones, consciente de que la mochila más pesada era la del lunes pasado. Control del balón, prolijidad para abrir la cancha y rotación que no pudo plasmarse en una diferencia mayor sólo por no haber ajustado mejor la mira en el tramo final. De todas maneras, el “Verde” le generó peligro y le empató con un cabezazo de Lucas Farías (en una dudosa posición, que dio la sensación de estar fuera de juego).

Pero la mayor virtud de Talleres fue mantener la calma, no dejarse llevar por el nerviosismo, porque a su vez la gente no exigió como en la etapa del campeonato, donde el ascenso prevalecía por sobre cualquier objetivo. Vale destacar que el equipo sintió el cansancio del cotejo del lunes ante San Jorge, pero así y todo, en los 90 minutos mereció quedarse con el partido. Carabajal pudo liquidarlo, tras un pase de Gastón Bottino pero la mandó afuera, Gonzalo Klusener insistió y exigió a Rodrigo Barucco permanentemente, y la respuesta de Sportivo Belgrano sólo llegó al final, con un puntinazo de Agustín González Tapia que devolvió el travesaño.

Pero tuvo que esperar a la definición por penales Talleres para clasificar. Diego Aguiar le contuvo el remate al displicente Juan Manuel Aróstegui, para que el símbolo del ascenso, Villarreal, liderara al equipo hacia los octavos de final, donde lo espera Newell’s. La Copa Argentina es la nueva motivación del Albiazul, no se conformó solamente con el ascenso y por eso, se atreve a seguir soñando. Fuente La Mañana de Córdoba

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *