lunes , 16 de diciembre, 2019

No se haría la pelea de Maravilla Martínez y Julio César Chávez Jr.

Sampson Lewkovicz, asesor del púgil argentino dijo que Bob Arum, apoderado de Chávez, cortó las negociaciones para realizar el combate.
El asesor del argentino Sergio “Maravilla” Martínez, Sampson Lewkovicz, anunció esta madrugada que el promotor Bob Arum, representante del mexicano Julio César Chávez junior, rompió toda negociación para concretar una pelea entre el argentino y el boxeador de Sinaloa, campeón mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).
Lewkovicz, en diálogo telefónico con Télam, dijo que Arum, titular de la empresa Top Rank, “resolvió cortar” en forma unilateral toda negociación para la concreción del combate.
“Arum le faltó el respeto a Martínez, al manager Lou DiBella, a mi persona y a la entidad que preside el mexicano José Sulaimán”, denunció Lewkovicz.
Martínez ganó el título mediano CMB en el ring (ante Kelly Pavlik en abril de 2010) y se lo retiraron en un escritorio a fines de ese año, con la promesa de que tendría su chance para disputar ese cetro a la brevedad, por lo cual lo declararon campeón Emérito (super campeón) de la división de los 72,574 kilos.
A fines de la semana pasada, antes del triunfo por nocaut de Martínez ante el inglés Matthews Macklin en Nueva York, el entorno del argentino recibió noticias alentadoras sobre la concreción del pleito entre el quilmeño y Chávez junior: Las Vegas sería la sede del combate en el mes de septiembre.
Pero nuevamente Arum dio marcha atrás con las negociaciones para el enfrentamiento por el título mediano CMB, pese a que en reiteradas oportunidades Sulaimán manifestó que Chávez junior “deberá defender el cinturón verde-dorado ante el argentino”.
El Consejo Mundial tendrá ahora que salir a aclarar la situación, ya que recientemente había informado que las partes tenían 30 días para llegar a un acuerdo económico y en caso contrario la pelea debía ir a subasta, como lo marca el reglamento.
Ante esta situación, el promotor Lou DiBella, apoderado de Martínez, no descartó en Nueva York al noqueador estadounidense James Kirkland como posible rival del argentino si no se concreta el pleito con Chávez junior.
“Si Kirkland quiere pelear, pelearemos con él mañana,” dijo DiBella. “combatiremos con Kirkland en cualquier momento, pero si quiere la pelea, tendrá que disputar el título mediano. Martínez no bajará de peso”, enfatizó el promotor neoyorquino.
Kirkland (30-1-0- 27 ko), de 28 años de edad, de Austin, Texas, está programado para pelear el sábado ante Carlos Molina, en una eliminatoria de la categoría superwelter el CMB, en Houston.
La única derrota de su carrera se la produjo el japonés Nobuhiro Ishida, quien lo noqueó el 9 de abril de 2011, en Las Vegas, la noche en que el argentino Marcos Maidana derrotó por decisión al mexicano Erik Morales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *