domingo , 15 de septiembre, 2019

Hubo fiesta “Roja” y Basile se fue

Independiente goleó 4-1 a Racing con tantos de Parra -2-, Vidal y Patricio Rodríguez. El Coco dejó de ser el DT de La Academia. Fotos y video.
Independiente vivió una fiesta sobre el final luego de derrotar con contundencia a Racing por 4 a 1 y quedarse una vez más con elclásico de Avellaneda. Para La Academia, la derrota implicó además la renuncia de Alfio Basile, que había prometido que si perdía dejaba de ser el DT. “Las pelotas, sigo”, fue lo único que dijo el Coco al retirarse del vestuario ante la consulta de uno de los tantos periodistas que aguardaban su salida. Luego, le comunicó su decisión de no seguir al presidente Gastón Cogorno.

Racing se había puesto en ventaja con un gol de Teófilo Gutiérrez pero el Rojo lo supo dar vuelta con dos tantos de Facundo Parra (el segundo de penal), uno de Patricio Vidal y otro de Patito Rodríguez.

No solo las falencias futbolísticas complicaron a Racing, sino también las ventajas que dio al quedarse con dos hombre menos por las expulsiones de Bruno Zuculini y del colombiano Gutiérrez en el segundo tiempo.

El primer tiempo tuvo varias imprecisiones y a ambos equipos les costó hilvanar alguna situación de riesgo.  Es que la tensión que se respiró desde muy temprano en las calles de Avellaneda se trasladó al campo de juego, donde la pelota pasó la mayor parte del tiempo en el aire. Solo algún arresto individual de Giovanni Moreno, o de Patricio Rodríguez adornaron por momentos el mediocre desarrollo del encuentro.

Racing no había tenido ninguna chance para inquietar a Adrián Gabbarini. Pero a los 26 minutos, y tras un grosero error de Gabriel Milito, Hauche le robó la pelota al defensor, llegó al fondo y envió un centro para que Gutiérrez empuje sin opopsición al gol.

En desventaja, y pese a que tropezó constantemente con sus propias falencias, Independiente se las arregló para poner en aprietos a los de Basile. A los 35, luego de un tiro libre de Osmar Ferreyra y de un par de rebotes, Julián Velázquez logró controlar la pelota dentro del área y habilitó a Parra, quien sobre el segundo palo remató fuerte y alto para el 1-1.

Pudo haber sido efímera la felicidad de Independiente. Porque cuando Racing movió desde la mitad de la cancha, Hauche quedó solo frente a Gabbarini pero increíblemente remató por encima del travesaño.

El segundo tiempo fue todo de Independiente. Porque, a diferencia de lo que ocurrió en la primera etapa, la sociedad entre Patricio Rodríguez y Fabián Monserrat se volvió incontrolable para la defensa de Racing. Y porque el enganche y Parra fueron una amenaza permanente para Sebastián Saja.

A los nueve minutos, los de Cristian Díaz (se fue expulsado en el primer tiempo) estuvieron cerca de desnivelar cuando tras una gran jugada de Monserrat, el juvenil volante definió al cuerpo de Saja.

Finalmente, la merecida ventaja llegó a los 13, cuando Zuculini derribó en el área a Rodríguez y Parra cambió el penal por gol con un remate suave a la izquierda de Saja. En esa jugada, Racing se quedó con diez hombres por expulsión de Zuculini por impedir una situación manifiesta de gol.

Para colmo, a los 23 minutos Teófilo Gutiérrez le recriminó airadamente un fallo a Pezzota y fue expulsado de manera infantil. Ese golpe fue demasiado para Racing, que así y todo estuvo cerca del empate con dos pelotas paradas sobre el final del partido.

Ya en tiempo de descuento, Independiente aprovechó del mejor de los modos la superioridad numérica. Primero el ingresado Vidal empujó al gol un rebote de Saja y luego Rodríguez, con una entrada a lo Sergio Agüero de izquierda a derecha, definió con categoría para ese4 a 1 final tan celebrado por el público local.

Al finalizar el partido, el goleador Parra expresó su alegría por el triunfo: “El clásico lo empezamos mal, pero revertimos un partido durísimo. La confianza fue fundamental para ganar el partido”. Además, Milito acotó que “empezamos perdiendo y con un gol que yo regalé, pero por suerte lo pudimos dar vuelta y fuimos los protagonistas del clásico”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *