sábado , 20 de julio, 2019

Echaron a Maradona del Club Al Wasl

Diego Maradona fue despedido del Al Wasl junto a todo su cuerpo técnico. El equipo árabe, que le había renovado el contrato hace dos meses, decidió echar al ex DT del seleccionado nacional. De esta forma, el campeón del mundo en México 1986 sumó un nuevo tropiezo como entrenador.

Luego del doping positivo en el Mundial de Estados Unidos 1994, Diego decidió seguir su carrera como director técnico. La FIFA lo había inhabilitado como jugador pero no para dirigir un equipo. En octubre de ese año se puso el buzo de entrenador de Mandiyú  de Corrientes y empezó una etapa nueva en su vida.

Durante los doce partidos del campeonato Apertura que dirigió, su equipo logró un triunfo, seis empates y cinco derrotas. Luego de doce meses de trabajo y varias peleas con la dirigencia correntina, Maradona armó las valijas y se fue. Mandiyú terminó penúltimo el campeonato y cuando finalizó la temporada descendió al Nacional B.
Al año siguiente asumió como técnico de Racing. Inició el Apertura de 1995 en el banco de la “Academia” pero tampoco logró terminar el torneo al frente del equipo. Jugó once partidos, ganó dos, empató seis y perdió cinco. Así terminó su campaña en Avellaneda y se marchó.

Veintitrés encuentros dirigidos entre 1994 y 1995, tres partidos ganados, doce empatados y ocho perdidos construyeron un fracaso en la experiencia de Maradona como DT. Después de eso vendría una nueva etapa en Boca como jugador y el retiro definitivo del fútbol profesional.

A fines del 2008 tomó el mando de la selección argentina con la intención de clasificarla para el Mundial de Sudáfrica y luego volver a ser partícipe de la mayor competencia de fútbol en el mundo.  Pero está vez lo haría desde el banco de suplentes y cómo técnico. En esas eliminatorias se clasificó cuarto luego de ganarle a Uruguay en el Estadio Centenario y de dedicarle unas cuantas frases desagradables a los periodistas que lo habían criticado.

Llegó Sudáfrica 2010 y el equipo que conducía cayó en cuartos de final después de haber sido goleado por Alemania. Cuatro goles y un partido para el olvido mandaron a toda la Selección de regreso y dejaron la incertidumbre sobre la continuidad del DT en el cargo.

Una vez finalizado el Mundial y con varias idas y vueltas en las negociaciones, Julio Grondona decidió no renovarle el contrato a Maradona. Aparte del desgaste en la relación, el presidente de la AFA había querido cambiar a varios colaboradores de Diego dentro del cuerpo técnico y el “Diez” no aceptó ningún tipo de modificación.

Después de la salida del banco argentino, Maradona comenzó un enfrentamiento público y mediático con Carlos Bilardo, quien seguía en el cargo de coordinador de selecciones nacionales, Julio Grondona y el “Checho” Batista, quien había asumió en el lugar que dejó vacante Diego.
Hasta el momento, Maradona no tuvo suerte como DT. Todos los pasos como entrenador no han sido buenos y las estadísticas tampoco lo ayudan a remontar su pasado. En esta nueva experiencia al frente de un equipo árabe, Diego tampoco pudo demostrar su capacidad para dirigir. Toda esa enorme capacidad que tenía para brillar con la pelota en sus pies

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *