miércoles , 17 de julio, 2019

Dakar: A conquistar América

La 34ª edición del Rally Dakar se pondrá en marcha mañana a las 10 cuando desde la Playa de Los Chorrillos en Lima (Perú) comiencen a partir las máquinas que tendrán como primer objetivo cumplir con los 8500 Km. de extensión que tendrá en esta oportunidad la prueba. Para esta edición, la organización decidió que se parta desde la capital peruana –el año pasado fue el punto de llegada-, se arribe a Argentina a fines de la semana próxima, para luego trasladarse a Chile, en función de concluir la prueba llegando a Santiago el 20 de este mes. En lo que respecta a la competencia en nuestro país, se ingresará por Salta el viernes subsiguiente; mientras que la llegada a Córdoba será el lunes 14 desde San Miguel de Tucumán; para partir desde aquí a La Rioja al día siguiente.
En tanto, la prueba contará con 450 tripulaciones dispuestas en las cuatro categorías: motos, autos, cuadriciclos y camiones. Allí, los argentinos son 50 divididos de la siguiente manera: 19 en motos, 11 en cuadriciclos, 18 en tripulaciones de autos y dos en las de camiones.
Desde que el Dakar se corre en territorio sudamericano, la geografía demostró estar a la altura de la circunstancias y agregarle cada año un condimento que terminó haciendo más dura la prueba. Al respecto, el director de la competencia, el francés Etienne Lavigne, aseguró: “Empezar en Perú es empezar con un gran nivel de dificultad”. “No hay dudas de que el nivel de dificultad de este Dakar está en un lugar diferente porque antes íbamos de menor a mayor, es decir en ascenso, pero esta vez será al revés”, agregó el ejecutivo.
En cuanto a los duelos, sin dudas el más prometedor es el que mantendrán en autos los integrantes del equipo Mini, lo más parecido a un Dream Team para esta edición. En esa escudería, el primer piloto será el francés Stephane Peterhansel, y buscará quebrar el récord tratando de alcanzar su 11ª victoria en la prueba. El galo estará acompañado por el catalán Nani Roma y el polaco Krzysztof Holowczyc. En la otra vereda estarán los Buggys de Carlos Sainz y Nasser Al-Atiyah; y la Toyota del sudafricano Gill De Villiers.
En motos, el francés Cyril Despres (KTM), es el gran candidato ante la ausencia del español Marc Coma. Mientras que en quads, Marcos Patronelli será el único de los hermanos bonaerenses que estará presente, ya que Alejandro –campeón 2011- no será de la partida. En tanto, que la otra esperanza argentina en esta categoría será Tomás Maffei. Siguiendo con los argentos, Lucio Álvarez –fue sexto el año pasado- y tratará de repetir nuevamente a bordo de una Toyota; proponiendo casi un “mano a mano” con Orly Terranova, quien con BMW tratará de dejar atrás el mal trago del año pasado, con pelea con su navegante incluida. Con todo esto, la carrera más infernal de todas ya se palpita y se siente.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *