lunes , 22 de julio, 2019

Boca le ganó a San Lorenzo y quedó como único puntero

Con poco, a este Boca le alcanza para seguir cosechando éxitos. Con un mix de titulares y suplentes, y sin Riquelme, el equipo de Falcioni superó 2 a 0 a San Lorenzo con goles del juvenil Sánchez Miño y Mouche, y llegó a las 10 unidades, con lo que se posiciona como el único puntero (al menos hasta que juegue Tigre
Es un partido chato, como la mayoría del torneo, Boca se llevó un premio que mereció porque, dentro de lo flojo que fue el cotejo, hizo más méritos para ganar. De esta manera, este Boca sólido (que no luce ni le sobra nada), al que no se le puede hacer un gol, sigue construyendo el récord de partidos invicto, que ya llegó a los 36.
Las chances más claras en el primer tiempo fueron para el conjunto xeneize. A los 10 minutos, hubo una tremenda tapada de Champagne ante un cabezazo de Silva luego de una jugada preparada en una pelota parada desde la derecha.
A los 21, Insaurralde erró un gol de cara al arco luego de una serie de rebotes y de que Silva lo habilite luego de aprovechar una mala salida de la defensa de San Lorenzo tras la ejecución de un córner.
Muchas peleas entre los jugadores y poco juego: Botinelli contra Cvitanich, Bueno contra Caruzzo, Ortigoza contra Somoza. Todos forcejeaban, ninguno jugaba. Esa fue la síntesis del encuentro.
Por el lado de San Lorenzo, sólo se destacó un tiro libre de Salgueiro al borde del área que fue bien tapado por Orión (que fue recibido con insultos por la parcialidad local, que no le perdonó su traspaso a Boca).  En el conjunto local apenas se resaltó el pibe Bazán con sus avances por izquierda.
Ninguno de los Chávez, que tendrían que haber sido los generadores de juego en los dos equipos, prosperó, lo que habla de que hubo poco fútbol.
En el segundo tiempo se repitió la mediocridad del primero, pero San Lorenzo, a través de un remate de Bueno y otro de Salguiero, insinuaba más.
A los 13 del complemento, cuando pasaba poco y nada en el partido, fiel al estilo de Boca, Sánchez Miño sorprendió con un remate de afuera, y puso el 1 a 0. Lo dejaron avanzar en posición de 10, y remató cruzado, equinado, abajo, a la izquierda de Champagne y marcó el primer tanto. En su décimo partido en primero, el pibe marcó su primer gol.
Un minuto después, Mouche tuvo una muy clara luego de un centro de Silva pero no la pudo aprovechar, y a partir de allí se acabó el partido. Boca renunció a atacar, y San Lorenzo no supo cómo hacerlo.
A los 16, entraron Romagnoli y Méndez (se fue expulsado al final por un terrible planchazo al final) para darle más volumen a los ataques de San Lorenzo, pero no hubo caso, la defensa de Boca es impenetrable. Apenas tuvo una chance clara Bueno que cabeceó desviado, pero no mucho más que eso.
A los 41 del segundo, cuando San Lorenzo dejaba espacios en el fondo, en un contragolpe bien dirigido por Rivero (que había entrado minutos atrás), Mouche sentenció el partido con una buena definición desparramando varios defensores.
Lo único negativo para el puntero del campeonato (que la próxima fecha recibe al golpeado Independiente), fue la lesión de Cvitanich, que debió salir cuando promediaba el primer tiempo por una molestia muscular, y la expulsión de Insaurralde al final por pelearse con Bueno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *