lunes , 23 de septiembre, 2019

Boca empató sin goles con la ”U” de Chile y definirá la Copa Libertadores ante Corinthians

Fue en un entretenido encuentro por las semifinales en el Estadio Nacional de Santiago. El equipo de Falcioni hizo valer la diferencia de 2-0 que había logrado en el partido de ida. El conjunto auriazul buscará su séptima corona en este certamen.
Después de haber desperdiciado varias oportunidades, Boca sufrió pero finalmente rescató un empate 0 a 0 frente a Universidad de Chile, como visitante, y logró la clasificación para la final de la Copa Libertadores de América en un encuentro jugado anoche en Santiago.
El equipo auriazul obtuvo el pasaporte a la final, ya que en el cotejo de ida, disputado la semana anterior en el estadio la Bombonera, había ganado por 2 a 0.
La semana próxima Boca recibirá a Corinthians de Brasil, en la primera de las dos finales, y luego jugará la revancha como visitante.
Será la sexta final para Boca en los últimos doce años, desde que volvió a levantar el trofeo en 2000, aunque luego volvió a ganarlo en 2001, 2003 y 2007.
A pesar del vértigo que trató de imponer el equipo local, Boca tuvo varias ocasiones en la parte inicial, y en su primera llegada a fondo.
Tras aprovechar el adelantamiento de la defensa local, Riquelme le dio un pase magistral a Mouche, quien picó por izquierda devolvió la pelota al medio y el capitán de Boca sacudió el travesaño con un tiro desde el borde del área grande.
Impensadamente, Boca tenía espacios porque su rival se adelantaba dejando huecos atrás, y estuvo a punto de anotar en otras oportunidades.
Enseguida, Mouche -intratable para encarar pero con déficit para definir- tiró débil a las manos del arquero desde inmejorable posición.
Recién al promediar la primera etapa el equipo chileno arrimó algo de peligro con un cabezazo de Junior Fernandes, que Orion sacó al córner.
Sobre el final, otro pase preciso de Riquelme dejó a Mouche solo con el arquero, pero su disparo defectuoso pegó en el cuerpo de Herrera.
Obligado, Universidad salió con todo en la segunda parte, por la presión de los laterales y los volantes, y Boca pasó algunos momentos de zozobra.
Dos tiros de Marino pusieron en aprietos a Orion, aunque después el local tuvo una chance muy clara: un tiro libre de Díaz que dio en el horizontal mientras Orion acompañaba con la mirada.
A esa altura a Boca le costaba tener la pelota y atacar, pero tuvo dos aproximaciones, una con otro remate débil de Mouche y algo similar con Riquelme, desde el borde del área grande.
La U insistía una y otra vez, presionando o tirando centros que los centrales de Boca sacaron siempre, con Schiavi, Caruzzo y hasta Silva como abanderados de una férrea defensa.
En otra llega del equipo chileno, Díaz probó desde afuera y Orion mandó el balón al córner, aunque después Ubilla estuvo a punto anotar pero su cabezazo dio en el travesaño.
Ya en los minutos finales, la U tuvo otras dos chances, pero un cabezazo de Rodríguez y otro de Henríquez se fueron cerca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *