martes , 16 de julio, 2019

Boca derrotó al Corinthians y sueña con pasar a los cuartos de final

Con un gol de Nicolás Blandi, el “Xeneize”, que no tuvo a Juan Román Riquelme,superó 1 a 0 al “Timao”. El conjunto de Carlos Bianchi terminó con diez jugadores por la expulsión de Pablo Ledesma. La revancha será en Brasil

La oscura noche en el Alberto J. Armando se empezó a iluminar cuando el equipo deCarlos Bianchi comenzó a rodar la pelota. Con el aliento permanente que bajaba de las tribunas, acompañado por una actitud agresiva desde el principio, los “xeneizes” salieron a la cancha con la clara intención de la victoria.

La ausencia de Juan Román Riquelme no modificó el entusiasmo de un grupo de jugadores que tenía la obligación de revertir el pésimo presente en el torneo local. En los primeros minutos esa presión parecía ser favorable y el disparo de Walter Erviti que salió por encima del travesaño, cuando el partido todavía se estaba armando, confirmaba la hipótesis.

Por su parte, el Corinthians parecía tener una actitud más centrada en la expectativa. Su posicionamiento defensivo en el terreno de juego, apostando en la velocidad deEmerson y a la jerarquía de Paolo Guerrero, para aprovechar algún contragolpe, eran claras demostraciones de conformidad con el resultado parcial.

El tiempo pasaba y el marcador continuaba intacto. El gran pase de emboquillada deCristian Erbes para Nicolás Blandi no alcanzó para marcar el primero, porque el delantero no se decidió si rematar al arco o asistir a Juan Manuel Martínez y Cassioculminó desactivando la acción.

En el complemento la Bombonera comenzó a latir luego del gol de Nicolás Blandi. El delantero desvió un remate de Juan Sánchez Miño y descolocó al arquero “carioca” para marcar el 1 a 0.

Pero el corazón pintado “azul y oro” se paralizó cuando Paolo Guerrero ingresó al área de Orión y con una demostración de categoría estrelló la pelota contra el palo. La fortuna y la mala definición de Romarinho en el rebote del disparo del peruano fueron las causas por las cuales el Corinthians no logró la igualdad.

Cuando faltaban diez minutos para el cierre del encuentro, la figura de la noche,Nicolás Blandi tuvo una chance más para ampliar la diferencia, con un gran tiro libre ejecutado al borde del área grande que finalizó muy cerca de la red de Cassio.

La curiosidad del espectáculo la protagonizó Pablo Ledesma que en tan sólo cinco minutos hizo todo y nada a la vez: el volante ingresó en reemplazo de Walter Erviti a los17 del segundo tiempo y en sus escasos nueve minutos convirtió un gol que fue anulado por offside. Sin escuchar el silbato del chileno Enrique Osses, el ex jugador del Catania se sacó la camiseta para ir a festejar el tanto con Juan Román Riquelme, que lo observaba desde el palco. El juez, como indica el reglamento, lo amonestó y en la siguiente jugada volvió a sacarle la amarilla por juego brusco. En nueve minutos brindó un stand up de lo que no se debe hacer dentro de un campo de fútbol.

La ventaja parece ser mínima, pero haber mantenido el arco en cero, consiguiendo la victoria, es consecuencia de ilusión que agiganta el sueño de volver a conquistar América con el “Virrey” al mando. En dos semanas los “Xeneizes” deberán viajar tierras lusitanas para lograr el pasaje a los cuartos de final de la Copa Libertadores y continuar con el nuevo viejo anhelo de quedarse con el título continental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *