miércoles , 17 de julio, 2019

Belgrano empató con Atlético Rafaela en Alberdi

Belgrano tenía la gran oportunidad de dejar atrás una racha negativa sin poder ganar ante un Atlético Rafaela, que por lo contrario, venía con una serie positiva. Fue 0 a 0, pero pasaron muchas cosas. Belgrano pudo haberlo ganado porque llegó sin claridad pero con compromiso al área adversaria y le faltó la cuota de suerte para imponerse en el marcador.
El primer tiempo mostró a un Celeste que, manejando la pelota, dejó un par de veces la sensación de que podría haber marcado el gol, con un cabezazo de Melano, que tapó Sara y algunos tiros desde afuera del área.
El equipo visitante se replegó para salir de contra, aunque sus atacantes estuvieron bien tomados por Lollo y Aveldaño. Pero en el complemento todo fue un torbellino, no por el juego en sí, ya que fue poco lo que se vio, sino por el “horrible” partido del novato árbitro Darío Herrera, quien dirigió su tercer partido en primera división y le faltó todo: seriedad, lectura de juego, porque los futbolistas le manejaron a su antojo los cincuenta minutos que se jugaron en el segundo tiempo.
Fue un árbitro sin personalidad para un partido donde estaban en juego los puntos para la Sudamericana para uno y unidades para salvarse del descenso para el otro.
Olave y Pereyra (este último llegó a la quinta tarjeta amarilla y no jugará contra Argentinos Juniors) fueron generadores de hechos puntuales, transformados en faltas que el juez dejo seguir, aunque hay que decir la verdad: Belgrano no empató por la actuación de Herrera. No ganó porque el “Picante”, Fernando Márquez y Velázquez no estuvieron finos para doblegar a Sara.
Final con un 0 a 0 que castigó a los tres. A Belgrano por impericias propias, a Rafaela por sus pocas ganas y al árbitro, que fue un desastre. Fuente La Mañana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *