miércoles , 17 de julio, 2019

Banderazo albiazul para despedir el 2012

Unas 1500 personas identificadas con los colores de Talleres se convocaron en el Patio Olmos y marcharon hasta la sede del club.
Autoconvocados por Facebook y otras redes sociales, y sin la adhesión de las autoridades del club, miles de hinchas de Talleres, en su mayoría adolescentes y jóvenes, se reunieron este viernes en el Patio Olmos y, en una bulliciosa manifestación, marcharon hasta la sede social del club, en donde con cantos, pirotecnia y sin hacer alusión a que en la víspera se cumplieron ocho años desde que el club se fue a la quiebra, despidieron 2012 y convocaron a apoyar al equipo, para lograr el ascenso a la Primera B Nacional en 2013.
Pese a que desde el Twitter oficial de la institución se había desalentado la reunión –“El 28 de diciembre no es día de festejos. Ese día nuestro club entró a la quiebra”, se tuiteó– y que ayer fue el Día de los Inocentes y varios pensaron que podía ser una broma, la autoconvocatoria espontánea congregó a numerosos hinchas, que al grito de “volveremos, volveremos” y recordando a los primos de Alberdi, dieron otra colorida muestra de adhesión a los colores.
Los primeros hinchas llegaron a las 18.45 –la cita era a las 19– y con el paso de los minutos se sumaron simpatizantes albiazules en forma más compacta. A esa altura ya proliferaban en la zona los vendedores de banderas, gorras y bocinas y también los de pirotecnia no autorizada, que fueron alejados por la policía. Y a las 19.40, la hinchada cortó la avenida Vélez Sársfield, a la altura de la “Fuente del Perdón”, y se multiplicaron los cánticos, al compás de bombos y trompetas.
No hubo banderas ni trapos identificatorias de “La Fiel” ni de otro sector de la hinchada y tampoco se divisó a ninguna autoridad del Fondo de Inversión del club o del órgano fiduciario. No se hicieron presentes jugadores del plantel albiazul, que a la hora de la cita concluían el turno vespertino de trabajo en la Boutique de Barrio Jardín.
La concentración y marcha tuvo como denominador común la presencia de muchos chicos y chicas adolescentes y de muy pocos mayores. Esto es lo increíble de Talleres. Estando en el Argentino A, cada vez son más los niños y jóvenes que lo siguen, dijo Facundo Soria, un cuarentón que, bandera en mano, observaba los festejos.
“El face”, protagonista. “Vevé”, una de las jovencitas que pidió que su apodo fuera publicado así y que se presentó ante Mundo D como una “Diosa Matadora”, comentó que la red social Facebook fue la forma de convocatoria general y que no hubo un grupo en particular que organizara el banderazo.
“Todos nos enteramos así y estoy seguro de que los chicos ni están enterados de que es el aniversario de la quiebra. Así nos fuimos convocando. Vinimos a alentar, porque en 2013 se nos tiene que dar el ascenso. No se sienten cantos sobre eso. Venimos por la camiseta”, dijo la piba ataviada con la camiseta del Centenario, mientras cantaba y bailaba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *