miércoles , 11 de diciembre, 2019

Azarenka se coronó en Australia y es la nueva número uno

La tenista bielorrusa Victoria Azarenka se coronó este sábado campeona del abierto de Australia al vencer en la final a la rusa María Sharapova por 6-3 y 6-0, y su éxito en el primer Grand Slam del año le dio como recompensa el número uno del mundo, ya que desde el lunes desplazará a la danesa Caroline Wozniacki.

Azarenka, nacida en Minsk hace 22 años, se adjudicó el abierto australiano tras una hora y 22 minutos de juego, para llevarse su primer título de Grand Slam, luego de haber perdido el año pasado en las semifinales de Wimbledon, en su mejor actuación en un torneo `grande` antes de la consagración en Melbourne Park.
La tenista bielorrusa coronó un torneo impecable con triunfos sobre la británica Heather Watson, la australiana Casey Dellacqua, la alemana Mona Barthel, la checa Iveta Benesova, la polaca Agnieszka Radwanska y la belga Kim Clijster, quien defendía el título.
Además, pudo desnivelar su historial ante Sharapova, ya que ahora marcha al frente por 4-3, y repitió un título que había ganado como Junior en 2005 cuando alcanzó el número uno de esa categoría, año en que además de Australia conquistó el US Open y reinó entre las promesas juveniles.
Sharapova, en tanto, quien había ganado Australia en 2008, confirmó su regreso al primer nivel y llegó a la final tras eliminar a la argentina Gisela Dulko (por un categórico 6-0 y 6-1), a la estadounidense Jamie Hampton, a las alemanas Angelique Kerber y Sabine Lesicki, la rusa Ekaterina Makarova y la checa Petra Kvitova.
“¿Qué pasó, qué pasó? Dios, es una sensación increíble”, se preguntó emocionada Azarenka en el court central del estadio Rod Laver sin poder creer lo que acababa de lograr, segundos después del triunfo más importante de su carrera y tras una definición que llegó luego de una superioridad avasallante.
Es que la final fue pareja hasta el 4-3. En el punto siguiente Azarenka quebró el servicio de Sharapova y encadenó nueve juegos consecutivos, sustentada en la potencia increíble de su derecha y ayudada por numerosos errores no forzados de la siberiana.
En el segundo set, que duró apenas 36 minutos, Azarenka dominó con su servicio, sus tiros angulados y además quebró el de Sharapova tres veces (1/0, 3/0 y 5/0), demasiada ventaja en una final.
La definición llegó con Azarenka al servicio, un par de peloteos de fondo y una derecha profunda sobre el revés de Sharapova, quien golpeó incómoda y dejó la pelota en la red, en una imagen que reflejó su impotencia y desató el festejo de la nueva reina entre las damas.
Azarenka, dueña de un tenis contundente, sucederá en la cima de la WTA a la danesa Wozniacki, quien desde el lunes será cuarta del escalafón (detrás de la campeona de Australia, la checa Kvitova y Sharapova) y en las dos temporadas que fue líder del ranking no ganó ningún título de Grand Slam.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *